En el estacionamiento del complejo Mitikah y el centro comercial Patio Churubusco –ambos administrados por Fibra Uno— se valen de una argucia para anular el descuento de estacionamiento a clientes que acuden a comprar en el Superama del lugar.

Ello incluso cuando ya se haya cubierto la compra mínima de 100 pesos que se exige para hacer efectivo el descuento.

Resulta que en vez de validar el descuento para las dos primeras horas de estacionamiento y en adelante aplicar la tarifa normal, si el cliente permanece más de dos horas le cobran tarifa normal desde el primer minuto.

Para colmo, no se advierte eso en los accesos de la tienda, y en los avisos puestos con letras pequeñas en el estacionamiento, se utiliza un lenguaje ambiguo y tramposo, que no dice claramente que el descuento será anulado, sino que “después de este tiempo (es decir las dos horas) se cobrará tarifa normal vigente”.

Avisos ambiguos y en letra chiquita. Foto: Especial

El costo por hora es de 20 pesos y cada fracción de 15 minutos, 5 pesos; no hay tiempo de tolerancia una vez que se haya ingresado al estacionamiento, que tiene su acceso por la avenida Río Churubusco.

Si el cliente de Superama tarda hora y media paga 5 pesos, siempre y cuando su compra mínima sea de 100 pesos; pero la cuarta media hora se cobra en siete pesos adicionales.

Es decir, que si el cliente tarda dos horas tiene que pagar 12 pesos, pero si se pasa por un minuto de las dos horas, es obligado a pagar 25 pesos.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts