Ciudad de México, octubre 22, 2021 08:58
Arantxa Colchero Opinión

Reciclar, obligación de gobierno

Los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva de sus autores.

No puede ser solo una iniciativa de la población, las condiciones para hacerlo son limitadas y depende de la buena voluntad y conciencia de una minoría, con muy poco impacto.

POR ARANTXA COLCHERO

Yo no puedo tirar a la basura general lo que se puede reciclar. Limpio y guardo todos los residuos reciclables y cuando se acumulan los llevo a un sitio donde los reciben. Es un esfuerzo que se agrega a todas las tareas que hace una mamá que trabaja, pero es difícil dejarlo pasar cuando se tiene un poco de información.

Por ejemplo, una botella de plástico tarda en promedio 500 años en degradarse, contamina los mares y pone en riesgo la vida de las especies acuáticas y el equilibrio de los ecosistemas. Pero no sólo es el plástico, las latas de aluminio contaminan el entorno por la emisión de dióxido de carbono que contribuyen al calentamiento de la tierra. Los tetra packs también contaminan porque tienen aluminio y plástico.

Es interesante que los alimentos y bebidas menos saludables son los que están envasados en materiales que dañan el entorno. Reciclar debería entonces acompañarse de una reducción considerable del consumo de estos productos envasados. Con ello beneficiaríamos al medio ambiente y mejoraríamos nuestra salud.

Reciclar basura debería de ser una corresponsabilidad entre ciudadanos y gobierno. No puede ser solo una iniciativa de la población, las condiciones para hacerlo son limitadas y depende de la buena voluntad y conciencia de una minoría, con muy poco impacto.

Como en algunos países de Europa, los servicios de basura deberían estar organizados para separar los residuos. En Bélgica, por ejemplo, la población compra bolsas de diferentes colores; en las bolsas azules van los envases de plástico y aluminio. El camión de basura no se lleva una bolsa que no sea la oficial y que no tenga alguno de esos colores. Además, hay un incentivo para reducir la cantidad de basura que desechan: las bolsas no son baratas y las más grandes cuestan más.

Mientras se implemente una estrategia similar en México, podemos poner un granito de arena reciclando y luchando porque exista una corresponsabilidad del gobierno. Faltaría encontrar las vías para lograrlo.

comentarios

Artículos relacionados