Ciudad de México, octubre 28, 2020 15:31
Libre en el Sur

Sale a la luz permiso del GDF ¡de abril! para construir en el Polyforum, al tiempo que el dueño se ampara para que se oculte la información

Activistas del movimiento contra la construcción de una torre en el Polyforum Cultural Siqueiros, y la eventual modificación o desplazamiento del mural más grande del mundo, ‘La marcha de la humanidad’, descubrieron un certificado de uso de suelo, apenas expedido el 7 de abril pasado por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, en el que se permite construir ahí.

Con su habitual tono sarcástico, el jefe delegacional en Benito Juárez, el panista Jorge Romero Herrera, había afirmado que ese proyecto “está muerto”, y que el Polyforum no sería tocado “ni con un pétalo”. Pero el propio dueño del inmueble, Alfredo Suárez, ha reconocido que sí se busca realizar un proyecto “integral”, que de cualquier forma implicaría una construcción y por tanto la alteración del entorno arquitectónico y artístico del Polyforum y su mural.

El mismo Suárez, de manera coincidente, se acaba de amparar para evitar que el Instituto Nacional de Bellas Artes dé a conocer cualquier trámite para intervenir la obra monumental, y no ha aceptado poner por escrito, como demandan las organizaciones cívicas, su desistimiento de construir la torre de 48 pisos y nueve niveles subterráneos.

Mientras todo esto ocurre, organizaciones como la Fundación Conciencia y Dignidad y ViveBJ, así como vecinos de la colonia Nápoles, están circulando el documento que asienta el certificado de uso de suelo que permite a Suárez construir en el terreno, ubicado en Insurgentes Sur 701, esquina con Filadelfia.

En el oficio, que tiene el folio 23432-1510LM114 y está firmado Miguel Ángel Guerrero Amaro, se puso equivocadamente “colonia Nochebuena”, cuando se trata de la Nápoles. Lleva sello de certificación de la Dirección General de Administración Urbana, que cobró por el pago de derechos 926 pesos.

comentarios

Artículos relacionados