Ciudad de México, diciembre 1, 2020 08:27
Libre en el Sur

San Lorenzo, mártir: Un año después, la DBJ no atina a conectar el tubo para el riego…

Hace un año, los vecinos de la colonia Tlacoquemécatl del Valle decidieron a través de su Comité Ciudadano solicitar a la Delegación Benito Juárez que el presupuesto participativo de 530 mil pesos que les correspondía en 2011, se destinara a un novedoso sistema de riego por aspersión para el parque de San Lorenzo, automático, que emplearía exclusivamente agua tratada y que operaría básicamente en los meses de estiaje.

El propio Comité consiguió la asesoría técnica apropiada y entregó a la autoridad delegacional el proyecto listo para implementarse. Sin embargo, transcurrieron los meses, acabó el año en que se debió ejecutar el mencionado presupuesto, y nada. Por fin se abrieron zanjas en los jardines y se colocaron metros y metros de tubería plástica, así como aspersores en diversos puntos de los jardines. Fue hasta febrero pasado que la propia DBJ pregonó el cumplimiento de la solicitud… pero resultó que la cisterna era de la capacidad proyectada y, pero aún, ¡no tenía alimentación de agua, porque “les faltó” conectarla!

Han transcurrido otros tres meses y el sistema de riego no funciona. Sólo a raíz de que el Comité Ciudadano, encabezado por Carlos Morfín, presentó ya una queja ante la contraloría interna de la Delegación por el incumplimiento flagrante de una obligación, la autoridad delegacional reaccionó al fin: una nueva zanja fue abierta a lo largo del parque, para introducir el dichoso tubo (foto). Para ello han tenido que desprender las baldosas de los andadores y volver a provocar un terregal. Ahora… pasan días y más días y la “obra” no se concluye. “Ya mejor esperamos a que lleguen las lluvias”, dice irónico el dirigente vecinal.

comentarios

Artículos relacionados