Ciudad de México, diciembre 4, 2020 11:10
Libre en el Sur

Triunfan vecinos del Parque Hundido sobre DBJ; ordenan clausura de obra en Millet 39 y anuncian demolición

En un acto sin precedentes en la ciudad de México, después de más de 40 meses de demandar a la autoridad delegacional la clausura definitiva de la obra ilegal de Millet 39 –en donde se levantó un edificio para cien departamentos cuando sólo se pueden construir ahí 20– y de ser involucrado penalmente el día de ayer por la asociación Vecinos del Parque Hundido durante una conferencia en la sede de Derechos Humanos capitalina, Luis Vizcaíno, director general Jurídico y de Gobierno de la Delegación Benito Juárez, procedió a clausurar el inmueble ubicado en la colonia Extremadura Insurgentes y anunció el inicio del procedimiento para su demolición.

En una resolución del expediente PA/08/N/001/2012, se declara nula la manifestación de construcción recibida por la DBJ desde el 2008 con el folio FBJ-0923-08, se ordena la imposición de sellos de “clausura total” de los trabajos de construcción para obra nueva y se ordena la “demolición total” de los trabajos de obra nueva, para lo que el dueño del predio, Grupo Inmobiliario Rouz, tiene tres días para entregar el calendario para realizar esos trabajos o, de lo contrario, la Delegación estará en aptitud de ordenar la ejecución forzosa”.

Apenas ayer, la asociación Vecinos del Parque Hundido y el Comité Ciudadano de la colonia Extremadura Insurgentes demandaron ante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal la destitución del jefe delegacional Mario Palacios y ante la Procuraduría capitalina se castigue penalmente a los funcionarios delegacionales que se hubiesen coludido en con la constructora. En la demanda se involucra a Luis Vizcaíno por haber sido enterado de tales ilegalidades y que no haya actuado a tiempo; sólo unas cuantas horas después los verificadores delegacionales acudieron a imponer los sellos de clausura.

Héctor Rojas, líder de la asociación, lamentó que hubiesen tenido que pasar tres años de “tortura” que se pudo evitar. Desconfió de que ello se dé en una coyuntura electoral, como cuando hace tres años, 20 días antes de las elecciones, el también delegado panista Germán de la Garza clausuró la obra ilegal de Millet 72, dentro del Parque Hundido, para reabrirla después de la jornada electoral.

Ayer, en conferencia de prensa en la Comisión de Derechos Humanos, Rojas reveló que el candidato panista Jorge Romero le confesó que el problema de Millet 39 le podría traer votos negativos. En entrevista con Libre en el Sur, Rojas sostuvo este medio día que los vecinos seguirán adelante en su exigencia de que sea destituido el delegado Mario Palacios.

comentarios

Artículos relacionados