Ciudad de México, octubre 25, 2020 00:23
Libre en el Sur

Túnel de Mixcoac ahorrará 32 mil horas-hombre al año, asegura Obras de la CDMX; cada árbol de restitución aportará 34 kilos de oxígeno

En respuesta a los vecinos que se han inconformado con lo que consideran una tala adicional de árboles en la avenida Barranca del Muerto, la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México (Sobse) aseveró que esos derribos ya estaban considerados tras las 16 modificaciones acordadas con residentes al proyecto del doble túnel vial de Río Mixcoac.

En total, aseguró la dependencia a Libre en el Sur, los árboles derribados en Río Mixcoac y Barranca del Muerto, no sobrepasarán los 600, que serán restituidos por un millar de ejemplares entre los plantados en el nuevo parque lineal –sobre los túneles— y en ocho colonias aledañas al proyecto. Cada uno de esos árboles, establece, producirá 34 kilogramos de oxígeno y captará 46 kilogramos de CO2 al año.

“El compromiso del Gobierno de la Ciudad de México es que los nuevos árboles tengan mantenimiento garantizado durante dos años a partir de su siembra para lograr su supervivencia”, asienta la Secretaría a través de una “tarjeta informativa” entregada a este periódico. Las especies restituidas serán magnolias, fresnos, liquidámbares, nísperos y jacarandas.

De acuerdo con la dependencia, la construcción del desnivel Insurgentes-Mixcoac permitirá a quienes transitan por esta vía incrementar la velocidad a un máximo de 80 kilómetros por hora, cuando actualmente, a pesar de ser una vía de acceso controlado, apenas alcanza los 17 kilómetros por hora. “El aumento de la velocidad mejorará tiempos de traslado, evitará embotellamientos y, por consiguiente, concentración de emisiones contaminantes”, apuntó.

Explicó que actualmente, cada día se generan aproximadamente 10 mil kilogramos de CO2 en la zona; con la puesta en marcha del desnivel eso disminuirá a 5 mil kilogramos de CO2.

El pasado 28 de marzo, vecinos de las colonias Florida, Actipan, Crédito Constructor y Acacias, exigieron al Gobierno de la Ciudad de México no talar “ni un árbol más” en Barranca del Muerto ni en la zona del proyecto Desnivel Mixcoac-Insurgentes pues, dijeron, se ha incumplido el compromiso de la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, en respetar 255 árboles. En conferencia de prensa, la arquitecta Raquel Rodríguez explicó que al final de la construcción deberán existir 648 árboles, “no pueden talar un árbol más, llevan 544 más de los autorizados y de los que se comprometió Patricia Mercado”.

Sobse respondió a esos señalamientos que el número de árboles susceptibles de retiro disminuyó en un 30 por ciento y que más de 250 árboles se conservarán en su sitio, además de que hasta ahora se han plantado en la zona, como parte de la restitución, 354 ejemplares. Otros 89 árboles fueron trasplantados.

Hasta la fecha van oficialmente 469 derribos, y quedan pendientes por derribar 127, para un total de 596. Originalmente, la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México autorizó la tala de 855 árboles.

La Secretaría de Obras hizo hincapié en que con la participación ciudadana se han realizado 17 modificaciones al proyecto original, tras más de 100 mesas de trabajo. Como resultado de ello, dijo, habrá una ciclopista y se incorporarán 5 mil metros cuadrados de área jardinada, adicionalmente a los 15 mil metros cuadrados contemplados en un parque lineal previsto en el proyecto, donde se colocarán árboles de especies grandes.

Para la construcción de la rampa de salida hacia Barranca del Muerto se conservará el actual camellón central. “Se hizo una modificación al proyecto para conservar la mayoría de esta área verde –explicó Sobse—; ahora la rampa correrá debajo de la superficie de rodamiento de esta vialidad y no debajo del camellón”.

comentarios

Artículos relacionados