Ciudad de México, diciembre 3, 2020 23:46
Libre en el Sur

Vecinos de General Anaya se amarran a cinco árboles que pretenden ser talados, con permiso de la DBJ

Varios vecinos de la colonia General Anaya, en la delegación Benito Juárez, se ataron a cinco árboles de más de 30 años de edad ubicados sobre la calle Paz Montes de Oca, para evitar que fueran talados por una empresa que construye un edificio de seis departamentos y que obtuvo un permiso de la autoridad delegacional.

Los inconformes también colocaron mantas con la leyenda “No a la tala. No a la corrupción”, frente a la construcción. Según denunciaron la destrucción de los árboles se realiza para que los seis departamentos puedan tener cinco entradas al sótano, donde se ubica el estacionamiento.
Según reporta el diario Milenio, la acción fue calificada como una “desfachatez”, pues el edificio cuenta ya con una entrada para los vehículos, dijo Giselle Montserrat Vitela, habitante de la zona y opositora de la tala de los árboles. Señaló que los árboles tienen más de 30 años y siempre han sido respetados por otras construcciones que se han hecho en el mismo lugar. “Antes hubo una casa que contaba con estacionamiento, y también una sucursal de una fabrica de calzado que los dejó intactos”.

Añadió que su molestia y oposición se debe al “capricho del dueño de la construcción para quitar siete árboles. En la madrugada los árboles fueron marcados y ya talaron dos. Los vecinos no nos dimos cuenta, pero salimos y evitamos que talaran los otros cinco. También quieren quitar un poste de luz que nos costó mucho tiempo pedirlo, porque la calle estaba muy oscura”. Incluso, agregó, “los trabajos prevén retirar la banqueta para tener las cinco entradas directas, y ahora nosotros a caminar por la calle. No se vale, no es justo. Estamos indignados. ¡Ya basta de corrupción en la delegación Benito Juárez! Pedimos a las autoridades que ponga alto a la tala”.

El periódico indica que otros vecinos acusaron que la constructora actúa de manera ilegal, porque en la información de la obra se indicó que los árboles permanecerían en su lugar, después ingresó una modificación en los trabajos para la tala de los árboles, la cual fue autorizada de manera irregular. “Ya planté un árbol en el lugar donde talaron dos y lo voy a cuidar como a mis ojos, no voy a permitir que le pase a nada”, señaló una vecina de 8 años. Además, el expediente PAOT-05-300/200 señala que los árboles se mantienen en pie y su condición fitosanitaria es buena. Los vecinos van a continuar con su lucha para que los árboles no sean talados, y propusieron que el edificio se quedé sólo con dos accesos para el estacionamiento y no con cinco.

comentarios

Artículos relacionados