Ciudad de México, septiembre 21, 2020 06:40
Congreso CDMX Julio 2020

Después de la pandemia: Plantea Lety Varela trabajo, seguridad, salud y movilidad

“Otro tema importantísimo para el cierre de este año será la discusión y aprobación del presupuesto que envíe la Jefatura de Gobierno para el ejercicio del 2021, que sin duda irá enfocado a la recuperación de los estragos causados por la pandemia”, opina Leticia Varela, legisladora de Morena por BJ y Coyoacán, en este texto escrito para Libre en el Sur.  

POR LETICIA ESTHER VARELA MARTÍNEZ*

Mientras escribo este comentario en la Ciudad de México la “cuarentena” mutó a “noventena”; el semáforo aún se observa en rojo y las cifras oficiales apuntan que la ocupación hospitalaria comienza a descender levemente; se empieza a mirar la luz al final del túnel. Esta luz me hace pensar que ya entrados en la nueva normalidad la Ciudad deberá retomar los procesos que se quedaron en pausa con motivo de la pandemia.

El Congreso de la Ciudad no será ajeno a esta nueva dinámica, y aunque ya contamos con el soporte jurídico y los insumos tecnológicos para no detener el trabajo legislativo, también es cierto que los tiempos para aprobar leyes están previamente delimitados por nuestra Constitución. El “año legislativo” se divide en dos periodos dentro de los cuales se pueden aprobar leyes: Septiembre-Diciembre, Febrero-Mayo. La crisis del COVID se hizo presente a mitad del segundo periodo, y aún con mecanismos virtuales, lo queramos o no, rompió con la dinámica parlamentaria.

Del inicio de la Jornada de Sana Distancia al día de la fecha, el Pleno del Congreso de la Ciudad sólo se ha reunido en cuatro ocasiones: la primera para votar una minuta recibida desde el Congreso de la Unión, la segunda para expedir las reformas que ahora nos permiten sesionar virtualmente, el motivo de la tercera fue la clausura del periodo ordinario y la instalación de la Comisión Permanente, la cuarta respondió a las reformas a la Ley de Austeridad, Transparencia en Remuneraciones, Prestaciones y Ejercicio de Recursos que actualizan el modo de actuar del Poder Ejecutivo en caso de emergencia o desastre.

Ya con estos antecedentes la pregunta que me viene a la mente es: Y después del COVID ¿Qué sigue?

Es por todos reconocido que la Ciudad de México destaca a nivel nacional por estar a la vanguardia en materia legislativa así como en el reconocimiento de derechos; muchas de las normas jurídicas vistas como “de avanzada” antes de pasar por el ámbito federal vieron la luz en nuestra Capital, ahora nos toca a las y los diputados de esta I Legislatura continuar con esa buena práctica.

En la bandeja de entrada del Congreso tenemos asuntos por legislar en todas las materias, pero sin duda los temas que tengan que ver con estados de emergencia y de desastre serán prioritarios; hace un par de semanas presenté una iniciativa de reforma constitucional al respecto, la cual espero poder comentar con más detalle en una próxima ocasión.   

Ahora bien, la emergencia sanitaria también ha dirigido nuestra mirada a un concepto ya contemplado por el apartado A del artículo 9 de nuestra Constitución local, me refiero al “mínimo vital”, el cual consiste en un ingreso mínimo que servirá como directriz para garantizar una vida digna a todas las personas. Este espíritu va acompañado con temas como la economía y el trabajo, la seguridad, la salud, la movilidad, el medio ambiente, por nombrar algunos, todos aplicados y vigilados desde la consigna de evitar la corrupción así como hacer lo más con menos.

En el tema del trabajo, al interior del Congreso identifico al menos dos asuntos importantes: el primero se trata de la Ley del Trabajo No Asalariado, la cual establecerá los derechos y las obligaciones de las personas que realizan un trabajo por cuenta propia; el segundo de los temas se ubica en el marco de los artículos 60 y del Vigésimo Quinto Transitorio de la Constitución local, que trata la legislación que regula la relación entre los entes públicos y sus trabajadores, junto con el respectivo acompañamiento para la puesta en marcha del servicio de carrera al interior de los mismos.

En materia de seguridad tampoco paramos, como parte integrante del nuevo Sistema Nacional de Seguridad Pública, algunas de nuestras leyes en materia de seguridad tuvieron que ser armonizadas, pero algunas otras aún siguen en actualización, tal es el caso de la abrogación de la Ley que Regula el Uso de la Fuerza a nivel local, a fin de sólo contar con la Ley General en la materia. Así también las reformas inherentes a la Ley que regula el Uso de la Tecnología para la Seguridad, junto con las reformas que abonen a la dignificación policial.

Uno de los temas que nos espera apenas entremos al mes de septiembre será el nombramiento de las personas que ocuparán la titularidad de las contralorías internas de los órganos pilares de la administración pública local, estos son la Comisión de Derechos Humanos, la Fiscalía General, el INFO, el IECM y el Tribunal Electoral. Vale recordar que estos nombramientos ya se habían realizado, pero la Suprema Corte ordenó reponer el procedimiento por irregularidades en el proceso legislativo que en un primer momento estableció nuestro Sistema Local Anticorrupción.   

Otro tema que sin duda será importantísimo para el cierre de este año será la discusión y aprobación del presupuesto que envíe la Jefatura de Gobierno para el ejercicio del 2021, el cual sin duda irá enfocado a la recuperación de los estragos causados por la pandemia.    

El sentar las bases para la nueva conformación de las demarcaciones territoriales, la nueva Ley de Condominos, la legislación acerca del uso terapéutico de la marihuana, son solo algunos temas que también iremos desahogando al regreso a la nueva normalidad.

Particularmente me interesa mucho el regreso a la actividad legislativa ya que las iniciativas que he presentado en materia de bienestar animal se encuentran en plena discusión y análisis al interior de las Comisiones de Preservación del Medio Ambiente y de Administración y Procuración de Justicia; estoy segura que de ese análisis resultarán dictámenes progresistas que avancen en el tema del bienestar animal. Esta crisis nos ha dejado claro que tenemos que repensar nuestra relación con los demás inquilinos de este planeta.

Por último, estoy convencida que esta crisis nos tocó, su servidora es otra antes y después del COVID-19. Con alegría volveremos a las calles, volveremos a llenar de vida a nuestra Ciudad, volveremos al Recinto de Donceles, volveremos a legislar en pro de los derechos de todas y todos.

Ciudad de México, 20 de junio de 2020.

[*] Maestra y Doctora en Administración Pública por el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP). Activista por los Derechos de los Animales de compañía. Consejera Contra la Trata de Personas. Diputada electa por el principio de Mayoría Relativa del Distrito 26 (Benito Juárez – Coyoacán). Presidenta de la Comisión de Seguridad Ciudadana e integrante del Grupo parlamentario de MORENA en el Congreso de la Ciudad de México, I Legislatura.

comentarios

Artículos relacionados