POR MARÍA DEL ROSARIO UBALDO VARELA

La pandemia de coronavirus, mejor conocida actualmente como Covid-19 por su acrónimo en inglés Corona Virus Disease, ha causado estragos alrededor del mundo, diversos países han optado por cerrar sus fronteras, declarar cuarentenas y suspender eventos masivos, en aras de prevenir los contagios y combatir la enfermedad.

Dichas medidas se han implementado a partir de los gobiernos federales, quienes han girado instrucciones y puesto en marcha medidas de prevención y curación. Situación que ha puesto en jaque a más de un sector de la economía y sociedad, restringiendo sus actividades y labores cotidianas.

Sin embargo, todo esfuerzo que impacte en la colectividad, necesariamente proviene del conjunto de actitudes y decisiones individuales, por lo que la higiene personal, así como la puesta en marcha de las recomendaciones más básicas y difundidas por las autoridades, como lavarse las manos constantemente, usar gel antibacterial y taparse la boca con un pañuelo o el antebrazo al toser o estornudar, nos protege y protege a todas las personas que están a nuestro alrededor.

Voluntarios realizan envasado de gel antibacterial y cloro que será repartido entre la ciudadanía de manera gratuita ante el incremento de casos de coronavirus en Nuevo León.
Foto: Gabriela Pérez Montiel / Cuartoscuro

 

En este sentido y ante la emergencia sanitaria que vivimos en la actualidad, es importante no perder de vista la figura y el significado de la autoridad en el gobierno, misma que en México por años ha sido personificada por el ejecutivo federal, el cual asignaba tareas y giraba órdenes, impidiendo y opacando la actuación individual de sus órganos, así como de otras instituciones gubernamentales al dictar su proceder e indicar de forma directa cómo, cuándo y dónde actuar ante emergencias como esta.

Actualmente los encabezados en diversos periódicos, así como los comentarios en redes sociales afirman que el gobierno del actual presidente desprecia la gravedad de la pandemia de Covid-19, esto pese a que desde su trinchera el sector salud y educativo, ya ha tomado cartas en el asunto, suspendiendo actividades, realizando pruebas y difundiendo información sobre el virus. Al parecer, cierto sector de la sociedad, sigue esperando que le indiquen cómo debe cuidarse y cómo debe responsabilizarse frente a la sociedad para evitar el contagio. Y espera que el presidente haga lo propio frente al gobierno.

Dicho sector aún está esperanzado a que el presidente inunde los periódicos del mismo tema, gire instrucciones antes que cualquier otro y declare continuamente que estamos ante una emergencia nacional.

Informar continuamente sobre el tema, reportar de forma transparente y precisa las medidas de higiene y contención del virus, así como permitir que desde sus figuras y espacios, las dependencias y Poderes de la Unión e instituciones, señalen y tomen las medidas necesarias para impedir el avance de la pandemia en el territorio nacional, así como las acciones y las decisiones que tomamos día con día, si harán la diferencia.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts