Ciudad de México, mayo 21, 2024 14:06
Dar la Vuelta Diego A. Lagunilla Opinión

DAR LA VUELTA / Basura

Los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva de sus autores.

¿Qué pasaría si el mismo ingenio que muestran los camiones de recolección de basura se replicara en el resto de la cadena?

POR DIEGO A. LAGUNILLA

En tránsito motor por el eje de Gabriel Mancera llegando a la calle de Concepción Beistegui tomé consciencia, nuevamente, (¿habrá otra forma de darse cuenta?, porque confieso que desconfío de las conocidas “caídas de veinte”, a menos que sean el colofón de un entendimiento pausado y alargado en el tiempo), de una situación que desde hace tiempo quería abordar, embestir  y trabajar, lápiz mediante, pero entre la distracción cuasi impulsiva -por notar lo incómodo– más las tareas cotidianas, como dicen por ahí, se me fue “el santo al cielo”.

Por la prensa me entero qué nuestra CDMX genera cerca de 13 mil toneladas de “residuos sólidos” por día, ¿cuánto de esto será la BJ?

Afortunadamente la atención regresó al sentir la satisfacción y abierto agradecimiento que me genera ver los camiones de “basura” en la demarcación y a sus equipos trabajando en forma ordenada, eficiente y rápida, en sui generis estaciones de procesamiento que como pueden llevan al cabo su titánica labor cual si fueran un engranaje suizo, con la distinción, eso sí, que siempre hay espacio para el caos y para afanarse con lo que falta, ¡y que es mucho!, ya sea en herramientas, uniformes, manos, servicios, por mencionar algunas.

Espero, sinceramente, que alguna de las “célebres” escuelas de administración, de negocios, y por qué no, incluso, psicoanalíticas, olvidadas por el poderdado que huelen a “fifí”, según nuestro Macbeth y compañía, incorporen a su catálogo, si es que siguen el modelo harvardiano y/o lacaniano, este caso, como digno de estudio y ejemplo de mejor práctica, en saber cómo gestionar a boca jarro lo residual, normalmente desgradable, -léase en sus múltiples aristas-, darle la vuelta y salir avante. Y si por ignorancia, no estoy enterado de que alguien lo hace, desde el ámbito del análisis mercantil, agradecería que lo compartieran.

Por la prensa me entero qué nuestra CDMX genera cerca de 13 mil toneladas de “residuos sólidos” por día, ¿cuánto de esto será la BJ?, de los cuales, y he ahí una enorme área de oportunidad, por aquello de la contaminación de los suelos, dos terceras partes terminan en “rellenos sanitarios”, ubicados en el Estado de México y en Morelos.  La otra “primera” parte se logra reciclar como composta, distintos materiales tipo PET, cartón y vidrio, e incluso como combustible “para la industria cementera”.  

¿Qué pasaría si el mismo ingenio que muestran los camiones de recolección se replicara en el resto de la cadena? Sin duda estaríamos frente a una notable historia de éxito no solo en nuestra querida, compleja y multi-colorida ciudad, sino también en la de nuestros vecinos, es imprescindible que cambiemos el paradigma de enterrar los desechos, “voltear hacia el otro lado” o “barrer debajo de la alfombra”.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas