Ciudad de México, noviembre 28, 2022 19:02
Vida

Beatifica Francisco a Juan Pablo I, el Papa que ejerció su pontificado sólo 33 días

Juan Pablo I “comunicó la bondad del señor con una sonrisa”, dijo Francisco en su homilía.

Su fallecimiento repentino en su habitación en 1978 conmocionó al mundo y alimentó sospechas durante años sobre la causa de su muerte.

LIBRE EN EL SUR/AGENCIAS.

El Papa Francisco beatificó este  domingo a Juan Pablo I, un pontífice que sirvió brevemente y se distinguió por su humildad y buen humor, y cuyo fallecimiento repentino en su habitación en 1978 conmocionó al mundo y alimentó sospechas durante años sobre la causa de su muerte.

En su homilía de la beatificación del Papa Luciani el Santo Padre recordó que seguir a Jesús es tomar como él las propias cargas y las de los demás, hacer de la vida un don, gastarla imitando el amor generoso y misericordioso de Dios. “Tal como el nuevo beato que con su sonrisa logró transmitir la bondad del Señor”, dijo.

La ceremonia en la Plaza de San Pedro era la última formalidad en el Vaticano antes de que una posible santificación de Albino Luciani, un italiano que murió 33 días después de ser elegido como pontífice.

Juan Pablo I “comunicó la bondad del señor con una sonrisa”, dijo Francisco en su homilía. El Papa instó a la gente a rezar al nuevo beato para “obtener para nosotros la sonrisa del alma”.

El Papa Francisco aprobó el año pasado la atribución de un milagro a la intercesión de Juan Pablo I, la recuperación en 2011 de una niña de 11 años que estaba enferma de gravedad en Buenos Aires.

Candela Giarda, ya una joven, dijo la semana pasada en una conferencia de prensa en el Vaticano a través de videoconferencia que le habría gustado asistir a la ceremonia, pero no podía porque se había fracturado un pie haciendo ejercicio en un gimnasio.

El Santo Padre, sentado bajo palio ante la Basílica de San Pedro, dirigió una ceremonia marcada por el sonido de los truenos, el destello de los rayos y la lluvia que hizo que cardenales, obispos, el coro y miles de fieles en la plaza abrieran sus paraguas.

Cuando fue elegido pontífice el 26 de agosto de 1978, Luciani, de 65 años, era Patriarca de Venecia, una de las posiciones más prestigiosas de la iglesia. En ese puesto y en su cargo anterior como obispo en el nordeste de Italia, Luciani advirtió contra la corrupción, incluso en círculos bancarios.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas