ADRIANA RODRÍGUEZ

El Partido Acción Nacional, al igual que el resto de las fuerzas políticas, vio reducido su poder ante los resultados que arrojó Morena en las elecciones del 1 de julio; sin embargo logró conservar en la Ciudad de México la demarcación –próxima Alcaldía– que ha gobernado desde hace casi dos décadas: la Benito Juárez.

Fue en el año 2000, ante el fenómeno de Vicente Fox, cuando José Espina von Roehrich le dio por primera vez la victoria la PAN. Vocero hoy del candidato ganador, el todavía diputado federal Santiago Taboada, Espina es tío de Christian von Roehrich, que triunfó en el verano de 2015 en la elección para la Jefatura Delegacional y hace unos días recibió su constancia de mayoría como ganador de la elección a diputado local por el distrito 17.

En las recientes elecciones Taboada –postulado por la coalición del PAN, PRD y MC– logró una contundente victoria con más de 120 mil votos (47.8 por ciento de los votos) frente a su más cercano contrincante, el candidato de Morena Fadlala Akabani, (32.8 por ciento), quien también fue panista y jefe delegacional del 2003 al 2006. 

Las encuestas arrojaban resultados en favor de uno y otro candidato, a veces notoriamente contrapuestos. Por ejemplo, el 23 de junio la encuestadora Massive Caller colocaba al morenista en primer lugar con el 40.7 por ciento, mientras que a Taboada le daba un 23.3 por ciento. Se quedó lejos de acertar…

A la fuerte competencia que representaba Morena con el arrastre de Andrés Manuel López Obrador, se sumaba el enojo manifiesto de vecinos en redes sociales tras el sismo del 19 de septiembre, sobre todo en lo relativo a las construcciones irregulares y la inseguridad. Ello además en una circunstancia de falta de agua y aumento de la delincuencia.

Nada de ello se vio finalmente reflejado en las urnas, donde Taboada logró una votación histórica para el PAN, que resistió el embate electoral y arrollador de Morena, justo en el centro geográfico de Ciudad de México.

 

Taboada y los panistas ganadores para Concejales, reciben su constancia de mayoría. Foto: Especial

 

El PAN había tenido en el 2012 una fuerte competencia con el PRD. En ese entonces los competidores eran Jorge Romero, quien ganó la contienda con 92 mil 623 votos, y Leticia Varela –del sol azteca- que se quedó con 91 mil 896 votos. Se trató de una diferencia de tan solo 0.31 por ciento.

Pero si en este 2018 el PAN logró una holgada victoria en la lucha por la Alcaldía, además de seis concejales, el gobierno local tendrá un contrapeso con la presencia de tres concejales de Morena y uno del PRI, además de las diputaciones locales conseguidas por las morenistas Paula Soto y Leticia Varela.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts