Ciudad de México, enero 27, 2022 05:52
Enero 2022

Cartas a los Reyes Magos / Ser dichosas aparte y a su modo

Y yo no quisiera pedirles más que eso, queridos Melchor, Gaspar y Baltasar: que la vida le regale a la gente amada el privilegio de caminar, de mirar las flores y la lluvia.

POR SANDRA LORENZANO

Queridos Reyes Magos,

¿Me dejan empezar con un poema?

Las dulces jacarandas se quedan en lo suyo
todos son verdes y ellas no
nadie les quitará de la cabeza
que hay mil maneras de ser árbol
mil maneras de ser lo mismo
de otra manera
que se puede ser verde siendo azul
tener flores por hojas
tener por copa un fresco resplandor
ser dichosas aparte y a su modo
bien seguras están de que hacen bien
que nos da gusto que así sean
que no por eso las queremos menos
que siempre nos ha sido necesario
que haya otra cosa.

Estos hermosos versos son de Tomás Segovia, querido poeta que llegara a México siendo niño, después de la derrota de la República Española. Tomás tenía una costumbre maravillosa: salía a caminar cada mañana y, mientras caminaba, iba creando dentro de sí un poema. Después se sentaba en un café, lo escribía en papel y volvía a su casa para entregárselo, como ofrenda amorosa, a María Luisa, su compañera de vida. “Toma, éste es tu poema de hoy”, le decía.

Y como vivía en este barrio mío que nos sorprende cada febrero cubriéndose de morado, lo imagino caminando por estas calles en las que las jacarandas saben que “hay mil maneras de ser árbol”, buscando los rincones en que aún se escuchan los pájaros o aspirando el perfume que dejan por aquí las primeras lluvias.

Y yo no quisiera pedirles más que eso, queridos Melchor, Gaspar y Baltasar: que la vida le regale a la gente amada el privilegio de caminar, de mirar las flores y la lluvia; que podamos darle una patria a quienes vienen de lejos, como venía Tomás, como vienen tantas y tantos en estas épocas crueles.

Ah, y una cosa más, las más importante: que la vida les abra caminos para que cumplan sus sueños a esos cuatro hermanitos que han pasado la pandemia junto a su mamá en la puerta del supermercado.


Escritora.

comentarios

Artículos relacionados