POR MARCO ANTONIO ROMERO SARABIA

Este miércoles se presentó en el Congreso de la Ciudad de México una iniciativa que busca reformar diversas disposiciones de la Ley de Establecimientos Mercantiles del Distrito Federal con el fin de regular la venta de cervezas.

A simple vista pareciera como una iniciativa más, sin embargo, el periódico El Universal publicó el titular de su nota como “Morena va por venta de cerveza “al tiempo” para desalentar consumo en CDMX” y esto desató una serie de burlas y críticas a esa iniciativa.

Sin menospreciar la libertad de prensa, la manera en la que el periódico decidió titular la nota descontextualiza por completo la situación. No se trata de todo el partido político, ni siquiera de todo su Grupo Parlamentario en el Congreso local, ni solo se trata sobre la temperatura de venta de la cerveza.

Foto: Cuartoscuro

 

¿De qué trata la iniciativa? Primero, es importante señalar que su objetivo principal es la disminución del consumo de alcohol en espacios sin permiso (totalmente deseable). Esto debido a un incremento en el consumo, especialmente en mujeres y jóvenes, según la ENCODAT 2017.

Para esto propone dos medidas: El titular del establecimiento deberá: señalar la prohibición de ingerir bebidas alcohólicas al interior y en la vía pública e implementar acciones a desincentivar el consumo de alcohol como difundir información sobre sus efectos nocivos.  Adicionalmente, realizar la venta de cerveza y bebidas de alcohol menores a 7% sin refrigeración para evitar consumo inmediato.

Para los habitantes de las colonias de ingreso medio y alto resulta extraño una propuesta que busque enfatizar la prohibición de consumir alcohol dentro de un establecimiento, sin embargo, en buena parte de la ciudad es común encontrar tiendas de abarrotes en las que se reúnen los vecinos para el consumo de bebidas alcohólicas.

Si bien es cierto que esto ya existe una ley clara, la iniciativa busca implementar medidas alternativas (señalamientos) para desincentivar su consumo. Probablemente la propuesta de la cerveza “al tiempo” no sea la más recomendable, pero al leer la iniciativa completa está claro que su objetivo es deseable desde la perspectiva de salud pública y no una medida moralina.

Una de las críticas más comunes a esta propuesta fue sobre su posible efectividad para la disminución del consumo de alcohol. Esto resulta primordial ya que, junto con el consumo de tabaco, la inactividad física y las dietas malsanas son los principales detonantes de las Enfermedades No Transmisibles (cardiovasculares, diabetes, tumores) que a su vez son las principales causas de muerte en México.

Al respecto, es importante resaltar que, a nivel nacional, la Cuarta Transformación está trabajando en cuatro rubros para reducir la carga de enfermedades:

  • Aumentar impuestos a los precios de tabaco, refrescos, alcohol y comida con alto contenido calórico.
  • Nuevo Etiquetado de alimentos y bebidas que alerten al consumidor sobre productos con alto contenido en azúcar, sodio y/o grasas.
  • Se creó el Grupo Intersectorial de Salud, Bienestar y Sistema Agroalimentario (Sin interferencia de la industria) como pilar en la política de prevención de obesidad, sobrepeso y diabetes.
  • El nuevo Programa de Desayunos Escolares ofrecerá alimentos calientes y nutritivos.

De concretarse estas medidas se estaría dando un enorme avance en el combate a la obesidad, sobrepeso, diabetes y cáncer. Todo esto con enormes beneficios para el pueblo, en especial para los más pobres.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts