Ciudad de México, septiembre 21, 2021 17:55
Alcaldía Benito Juárez

Crece desconfianza en usuarios de BJ por silencio sobre túnel del Metro-12; posponen informe… para después de elecciones

STAFF/LIBRE EN EL SUR
Entre usuarios habituales de la línea 12 del Metro en su tramo subterráneo correspondiente a la alcaldía Benito Juárez cunde la desazón y una creciente desconfianza acerca de las condiciones reales del túnel por el que viajaron cotidianamente durante años.

A casi un mes de la paralización del servicio en esa ruta a causa del colapso registrado en su parte elevada, en Tláhuac, donde murieron 26 personas y 70 más resultaron heridas, el silencio oficial sobre el estudio de especialistas sobre el tramo subterráneo, de Mixcoac a Atlatilco, es motivo de creciente sospecha sobre daños severos que nunca fueron detectados.

Aunque los técnicos aparentemente terminaron su trabajo de inspección y análisis, las autoridades capitalinas pidieron otros 15 días para “estudiar” el respectivo informe de resultados entregado por ellos. O sea, habrá noticias hasta después de las elecciones del 6 de junio próximo, curiosamente..

Mientras tanto, miles de usuarios han padecido ya cuatro semanas de calamidades por la suspensión del servicio, a pesar del apopyo de las líneas de trolebús y autobuses que corren a lo largo de la ruta.

En el tramo correspondiente a la alcaldía Benito Juárez se ubican siete estaciones: Mixcoac, Insurgentes Sur, Hospital 20 de Noviembre, Zapata, Parque de los Venados, Eje Central y Ermita.

Las aglomeraciones son evidentes a las horas pico, pero prácticamente durante todo el día se forman colas de pasajeros fuera de estaciones como Mixcoac, Insurgentes Sur, Zapata y Ermita, las más concurridas, en espera del transporte alternativo.

Esta situación hace inviable el guardar la distancia social requerida como medida de precaución ante la pandemia del Covid-19, lo que pone en serio riesgo a los usuarios del transporte y sus familias.

El gobierno de Ciudad de México, que encabeza Claudia Sheinbaum Pardo, se ha limitado a informar que las condiciones del túnel, del que nunca se advirtió problema de seguridad alguno, están siendo analizadas para decidir la reanudación o no del servicio regular en ese tramo.

“Ahora resulta que diariamente viajamos en un transporte que en cualquier momento podría fallar y costarnos la vida”, advierte una usuaria en las afueras de la estación Insurgentes Sur, en la esquina de esta vía con el Eje 7 Sur Félix Cuevas.

comentarios

Artículos relacionados