Ciudad de México, diciembre 4, 2020 08:30
Libre en el Sur

Crecen ‘corredores’ de ambulantes en bocacalles de Insurgentes Sur, otrora orgullo de Benito Juárez; hay ya más de 120 puestos

Como hongos en tiempo de aguas se multiplican los puestos de vendedores ambulantes, en su mayoría fijos y metálicos, que forman verdaderos “corredores” en prácticamente todas las bocacalles de la avenida Insurgentes Sur correspondientes a la delegación Benito Juárez, desde Río Mixcoac hasta viaducto Miguel Alemán.

En un conteo parcial realizado por Libre en el Sur, tanto en la acera Oriente como en la acera Poniente de la más importante vialidad juarense, se constató que ya suman en conjunto no menos de 120 puestos y aumentan cada día. Esto contrasta con los limitados y eventuales “operativos contra el ambulantaje”, amplia y costosamente publicitados por la Delegación Benito Juárez encabezada por el panista Jorge Romero Herrera, que lejos de abatir parecen alentar esta práctica ilegal de comercio callejero.

En el lado Poniente, avanzando de Sur a Norte, encontramos puestos fijos y semifijos de ambulantes en las bocacalles de Insurgentes Sur con las calles Febo, Damas, José María Velasco, Perpetua y Capuchinas, en la colonia San José Insurgentes; Asturias, Actipan y Valencia, en Insurgentes Mixcoac; Extremadura, Empresa, Carracci, en Extremadura Insurgentes; Boston y Eje 6 Sur Holbein, en la Nochebuena; Eje 5 Sur San Antonio, Nueva York, Kansas, Nebraska, Georgia, Filadelfia, Montecito, Maricopa, Xola y Viaducto, en Nápoles y ampliación Nápoles.

A su vez, del lado Oriente de la avenida, en el mismo sentido, se ubican en las bocacalles de Barranca del Muerto, Hermes, Febo y Río Mixcoac, en la colonia Crédito Constructor; Eje 8 Sur José María Rico, María Luisa Bringas y Parroquia, en Actipan; Félix Cuevas, San Lorenzo, Miguel Laurent, Tlacoquemécatl y Pilares, en Tlacoquemécatl Del Valle; Santa Catalina, Santa Margarita, Eje 5 Sur avenida Colonia del Valle, Marcelo, Eugenia, Santa Mónica, Concepción Béistegui, Torres Adalid, Luz Saviñón, Romero de Terreros, Xola, en la Del Valle. Además, vendedores con puestos semifijos se instalan cotidianamente frente al WTC, en ambas aceras.

En la mayoría de los casos, se trata de expendios de alimentos, que cuentan con tanques de gas para la preparación de tortas, tacos, carnitas, fritangas, birria o barbacoa, que por supuesto adolecen de las mínimas condiciones de seguridad e higiene. Los puestos cuentan con energía eléctrica mediante “diablitos”, tiran desechos y grasas en plena vía pública y, cuando forman “corredores”, entorpecen o de plano impiden el paso de los peatones. Hay también vendedores de materiales “pirata”, sobre todo películas y videos, pero también de bisutería, perfumes, tacos de canasta, jugos, aditamentos para teléfonos celulares, etcétera.

En algunos casos, como en los de Extremadura o Luis Carracci (donde hay ya ocho fijos, metálicos), se trata de puesteros que se han “reubicado” luego de ser supuestamente retirados por operativos llevados a cabo por la DBJ. En otros muchos, como son la mayoría de los correspondientes a la colonia Del Valle, se encuentran en puntos estratégicos de abundante afluencia de transeúntes, como estaciones del Metrobús, confluencias con los ejes viales, bancos o complejos de oficinas.

El número de puestos semifijos se incrementa notablemente en las mañanas (vendedores de tamales, empanadas, atole, tortas frías, golosinas) y en las tardes (bisutería, discos piratas, alimentos chatarra), como ocurre frente al WTC. Sin embargo, cada vez es mayor el número de puestos fijos, metálicos, generalmente “anclados” a la acera, que dan al traste con la fisonomía urbana de una de las avenidas más importantes de la capital del país. (En la foto, el “corredor” instalado en la cuchilla formada por la calle Artemio del Valle Arispe y la avenida Insurgentes Sur, en Del Valle Norte, donde ya hay 10 vendedores, siete de ellos con puestos fijos de lámina).

comentarios

Artículos relacionados