Ciudad de México, noviembre 26, 2020 10:00
Libre en el Sur

Delegado Jorge Romero elude responsabilidad en desplome de subestación eléctrica de CFE, afirma especialista; debió exigir manifestación de construcción

Es falso que, como dice el delegado panista de Benito Juárez, Jorge Romero Herrera, el gobierno a su cargo estuviese exento de verificar el cumplimiento, conforme a una manifestación de construcción, de la edificación de una subestación eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad que colapsó el 4 de enero pasado en la colonia Del Valle, asevera con la ley en la mano Javier Guízar, consultor en desarrollo urbano.

Y es que, al intentar defenderse a través de redes sociales bajo la argucia de que dicha construcción es propiedad federal y por ello no tiene incumbencia, Romero dio por sentado que la Delegación Benito Juárez no cuenta con la manifestación de construcción respectiva, a lo que en realidad sí está obligada de acuerdo con el Reglamento de Construcciones del DF.

Los únicos casos en que no se requiere la manifestación de construcción, de acuerdo con el artículo 62 de ese Reglamento, es cuando se trate de “la obra pública que realice la Administración, ya sea directamente o a través de terceros; la que en todo caso debe cumplir con los requisitos técnicos que establece el Reglamento de la Ley de Obras Públicas del Distrito Federal, este Reglamento y sus normas”. De acuerdo con el artículo 2 del mismo Reglamento, se entiende por “Administración” a la Administración Pública del Distrito Federal, y no del gobierno federal, como pretende interpretar Romero.

El desmentido a Romero por parte de Guízar –quien formó parte de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial– queda sustentado en que la obra de la CFE, además, sí requiere manifestación de construcción ante la Delegación porque debe contar con dictamen de impacto urbano ambiental, ya que la Ley Ambiental establece, en su artículo 46, que éste es obligatorio para “las obras y actividades de carácter público o privado destinadas a la prestación de un servicio público”. Es claramente el caso del derrumbe de la subestación de la CFE, en el que murió un trabajador. Y el delegado Romero lo ignoró…

comentarios

Artículos relacionados