ADRIANA RODRÍGUEZ

El anuncio hecho por el alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada es “como para taparle el ojo al macho, porque no van a hacer absolutamente nada: Van a revisar las obras actuales y al final van a decir que todo está bien, es una tomada de pelo”, dijo René Rivas, líder de la organización vecinal Mueve CDMX.

Torre Mitikah. Ejemplo. Foto: Adriana Rodríguez.

 

“No creemos que quieran arreglar el problema puesto que son los mismos que han permitido que se desarrollen esas construcciones, las han defendido y hasta representado”, dijo en entrevista.

Además Rivas recordó que esta no es la primera vez que ocurre un anuncio similar y expuso que administraciones anteriores ya hicieron el mismo anuncio para que al cabo de unos meses las obras continúen pues “es un jugoso negocio que representa millones”.

Por otra parte, adelantó que vecinos de Benito Juárez, Venustiano Carranza, Coyoacán, Azcapotzalco y Álvaro Obregón preparan una marcha contra las mega construcciones, la cual partirá del Hemiciclo a Juárez al Congreso de la Ciudad de México y de este punto partirá al Zócalo.

Lo que demandarán a la jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum, así como a los diputados locales crear mesas de trabajo permanentes con la ciudadanía para revisar detalladamente los impactos acumulados.

Dos de los proyectos que más preocupación ha causado entre los habitantes del pueblo de Xoco son Urbano Park y Torre Mítikah, en las cuales “se realizan obras de mitigación que no son en beneficio de los habitantes, sino que pretenden favorecer única y exclusivamente a las mega construcciones”, aseguró Asamblea Ciudadana del Pueblo de Xoco.

Los integrantes de esta asociación expresaron la falta de consulta y consenso vecinal para definir qué obras de mitigación beneficiarán realmente a los habitantes. Han denunciado que los trabajos de las constructoras reducen el abasto de agua para la población, por lo que exigen se garantice su acceso.

Los vecinos agregaron que la alcaldía y el Gobierno de la Ciudad de México han expuesto que no hay recursos para realizar obras comunitarias como reforzamiento de agua potable, alcantarillado, drenaje, registros para la captación de agua pluvial, entre otros.

Expusieron que las autoridades, “con el pretexto de carecer de presupuesto y de personal” para las obras de mitigación, delegan estas labores a las constructoras “o peor aún nos quita la oportunidad de aplicar el presupuesto participativo”.

 

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts