Ciudad de México, febrero 25, 2024 11:28
Alcaldía Benito Juárez

La Fonda 99.99 se resiste a morir

Instalan carrito del “Instituto Nacional de la Cochinita” y ofrecen comida para llevar.

“La fonda seguirá viva, sin duda”, dice el actual propietario del afamado restaurante de comida yucateca que cumple casi 40 años. “Es la mejor herencia de mi padre”.

SRAFF/LIBRE EN EL SUR

Tres días después de sufrir un desalojo que consideran injusto, propietarios y empleados de la Fonda 99.99 iniciaron la venta de comida para llevar e instalaron un vehículo del “Instituto Nacional de la Cochinita (INCOCH)”, en la que ofrecen los tacos y pachucos tradicionales, entre otros platillos de la gastronomía yucateca.

El viernes pasado, todos los enseres y muebles del restaurante fundado hace 39 años en la colonia Tlacoquemécatl del Valle fueron sacados a la calle, sorpresivamente. La causa es un problema familiar de orígenes muy remotos.

El cierre de la afamada fonda de comida yucateca sorprendió a clientes y vecinos, que se arremolinan frente al local vacío en busca de información.

Por lo pronto, mientras se defiende por la vía legal la propiedad del predio, se ofrece el servicio “para llevar” presencialmente o por teléfono, y se busca la posibilidad de abrir otro local de manera temporal.

“La Fonda 99.99 no va a morir”, dijo rotundo  a Libre en el Sur el actual propietario, Humberto López, que heredó el negocio de su padre fallecido en agosto del año pasado. “Es la mejor herencia de mi padre y no podemos perder esta tradición”.

En el servicio “para llevar” se incluyen prácticamente todos los platillos de la carta, tanto para desayunos como para comidas, en los horarios acostumbrados.

Entre los platillos más solicitados están la sopa de lima, los papadzules, los cotzitos, los panochos y tacos de cochinita pibil o de pavo, el estofado de pollo, el queso relleno, el relleno negro y otras delicias de la comida yucateca.

Los pedidos por ahora pueden hacerse a los teléfonos 5525218803 y 5566712244 o directamente con el personal que atiende a las afueras del local, en la calle Moras, entre San Lorenzo y Miguel Laurent.

Asimismo, desde este domingo, pueden consumirse esas especialidades en el carrito del “Instituto Nacional de la Cochinita”, (INCOCH), cuyo nombre es una festiva ocurrencia del joven Humberto, estacionado a las afueras de la Fonda.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas