POR RODRIGO CORDERA THACKER

Cuando estábamos en el inicio de la campaña electoral discutí vía twitter con el licenciado Federico Chávez, que ocupaba el cargo de secretario particular del delegado Von Roerich.  El secretario particular seguía siendo funcionario público, pero andaba con todo en la campaña. Andaba vanagloriándose del trabajo que habían hecho en su gestión y eso fue lo que me preocupó. Todo lo que presumía era simplemente gestión, no había ningún solo proyecto en donde la administración propusiera algo nuevo, se arriesgara y denotara un poco de vida, un poco de visión. Vamos, ningún proyecto creativo, nuevo, genuino, inventivo; todo era “recuperamos el parque tal”, “limpiamos tal espacio urbano”, “alumbramos tal zona de la delegación”. Da tristeza que con tantos recursos humanos y económicos los delegados y sus funcionarios solo fungen como administradores, no como gobernantes y menos como estadistas que puedan mirar un poco más allá del futuro inmediato. Pero ese fue el pasado, vamos para el presente y futuro.

El programa de gobierno de la alcaldía sigue siendo el mismo que el del señor Von Roerich ya que no existen actualizaciones en su página ni en ningún discurso, excepto lo de frenar las nuevas construcciones que lo aplaudo, pero esa fue promesa de la próxima jefa de gobierno.

El programa de gobierno me parece escueto por no decir vacío, y en especial en materia ecológica y de propuestas en torno al problema de la basura. La alcaldía puede mejorar nuestra relación con todo el sistema de recolección de residuos y espero que este pequeño texto genere un poco de consciencia en el alcalde ya que nos estamos ahogando en nuestra propia mugre.

Los habitantes de la ciudad tenemos un problema serio con la concentración de residuos, con la recolección de los mismos y con todo lo que tiene que ver con la administración de la basura. La alcaldía es responsable de la administración de la basura que generamos todos. De mantener las calles limpias, de erradicar tiraderos clandestinos, de poner botes de basura en la vía pública, de generar programas para mejorar el reciclaje. En fin. Hay un gran abanico de oportunidades para mejor nuestra relación con la basura y nada de esto aparece en el programa de desarrollo urbano de la alcaldía. Será porque no lo han actualizado o simplemente la basura para ellos es algo que  se saca de la casa, se les entrega a los trabajadores y tan tan.

Foto: Especial

Es una interrogante qué pasará con el próximo gobierno local. Pero ahora ya no hay pretextos de “eso no le toca al poder local, eso es del poder central”. Se acabaron esas mentiras y la alcaldía tiene mucho más margen de maniobra para resolver problemas, generar proyectos y soluciones.

Santiago Taboada proviene del panismo local de BJ. Ese panismo que tiene como líder al señor Jorge Romero y de esbirro al impresentable Luis Mendoza que los votantes de BJ lo llevaron hasta diputado federal con un pasado lleno de escándalos intensos. Pero no hay que juzgar a Santiago por sus amistades, juzguémoslo por su trabajo como alcalde. Por el bien de todos esperemos haga un buen trabajo.

Si la manera de gobernar es la anunciada arriba y tan bien expuesta por el secretario particular tendremos una alcaldía que solo va a administrar recursos, apoyar ocurrencias políticas y seguir con sus bejotas en todo el territorio.

Al tiempo.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts