POR MARÍA ELENA MESTA FERNÁNDDEZ

Después de 1 año 8 meses finalmente la Colonia Noche Buena recibió una excelente noticia. La Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial de la CDMX (PAOT) notificó al Comité Ciudadano una resolución en la que confirma que los vecinos tenían razón en estar inconformes con la construcción de diversos edificios en la colonia Noche Buena y en particular con uno, el que se construye actualmente en la calle de Porfirio Diaz 66.

La resolución de PAOT señala que, después de analizar y valorar las hechos, pruebas y disposiciones jurídicas aplicables en materia de desarrollo urbano y construcción, como son:  La Ley de Desarrollo Urbano, el Programa Parcial de Desarrollo Urbano aplicable a la colonia, el Programa Delegacional, el Reglamento de Construcciones y la Ley Ambiental de la CDMX, se encontró que de los 25 domicilios investigados solo en 14 se tuvo acceso al registro de la manifestación de construcción, mientras que 11 no cuentan con su registro. Asi mismo, respecto del predio de Porfirio Diaz 66 se señala que el Certificado Único de Zonificación de Uso de Suelo (CUZUS) se emitió mediando error, toda vez que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la CDMX “Realizó un cambio de uso del suelo, sin cumplir con el procedimiento establecido en el artículo 42 Quinquíes de la Ley de Desarrollo Urbano de la CDMX.”

Por otra parte, en sus resolutivos se establece el camino que debiera seguirse para resolución efectiva de este caso por parte de diversas autoridades de la CDMX. Señala la PAOT que Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI), el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) y la alcaldía de Benito Juárez deberán:

En el caso de SEDUVI, a través de la Dirección General de Asuntos Jurídicos de deberá iniciar las acciones tendientes a dejar sin efectos el Certificado único de Zonificación de Uso del Suelo 48531-151MADA15, expedido en fecha 16 de julio de 2015, toda vez que “este fue expedido mediando error, puesto que se asigna la zonificación habitacional con oficinas en 9 niveles en contravención al artículo 42 Quinquies de la Ley de Desarrollo Urbano de la CDMX”, asi como iniciar juicio de lesividad de conformidad con el artículo 89 de La Ley de Desarrollo Urbano

Por su parte, el INVEA deberá instrumentar visita de verificación administrativa en materia de desarrollo urbano (zonificación y uso del suelo) en el predio ubicado en Calle Porfirio Diaz 66, colonia Noche Buena, Alcaldía Benito Juárez, respecto del número de niveles y uso del suelo, y en su caso, imponer medidas de seguridad y sanciones aplicables.

Y finalmente, en el caso de la Alcaldía de Benito Juárez, esta deberá revisar los registros de manifestaciones de construcción en la Colonia Noche Buena, toda vez que, como consta de la resolución de PAOT, de los 25 domicilios investigados en la colonia 11 no contaban con Registro de Manifestación de Construcción, por lo que corresponde a la Dirección General Jurídica y de Gobierno de la alcaldía Benito Juárez ejecutar visitas de verificación en materia de construcción, asi como realizar las acciones administrativas procedentes a fin de dejar sin efectos el Registro de Manifestación de Construcción de Porfirio Diaz 66 con folio FBJ-0041A15, de conformidad con los artículos 246 y 248 fracciones VII y VIII del Reglamento de Construcciones de la Ciudad de México.

La protesta contra el edificio. Foto: especial

 

Esta resolución sin duda es de gran valor para los vecinos quienes vemos en la PAOT una institución que aporta un capital importante para la ciudad, me refiero al valor de generar certidumbre y confianza en los ciudadanos sobre la aplicación efectiva de la ley en este y otros casos que se han presentado en la ciudad con motivo de actos irregulares que han venido a generar impactos negativos en el ambiente y la calidad de vida de los habitantes de la CDMX.

En estos casos, la intervención de la PAOT ha resultado fundamental toda vez que dada la complejidad y característicos de los asuntos públicos que afectan a la ciudad, resulta fundamental contar con instituciones que tengan la capacidad de investigar, analizar y dar razón a los ciudadanos sobre el estatus de dichos asuntos con el fin de orientar sus decisiones en favor de la defensa de sus legítimos intereses y facilitar alternativas para la resolución de conflictos que hoy aquejan al por mayor a la CDMX.

Si bien, en el caso de la Noche Buena la resolución se expidió después de 1 año 8 meses, la espera valió la pena, ya que ésta da cuenta y pone en evidencia de la necesidad de un nuevo modelo de ciudad y una política de desarrollo urbano que haga efectivos los derechos urbano-ambientales de los ciudadanos previstos en la nueva Constitución de la CDMX.

Más allá de los resolutivos cuyos efectos van dirigidos a poner freno a una obra incompatible con el uso de suelo prevalente en una colonia de la ciudad, en el cuerpo de la resolución nos deja ver de forma implícita la falta de control y vigilancia efectiva que hubo por parte de la delegación respecto de 25 obras en escasas 16 cuadras, en la que por cierto se localiza también el INVEA, autoridad máxima en la ciudad en materia de verificación administrativa. (El INVEA se encuentra en la calle de Carolina 132 en la Colonia Noche Buena), situación que no es recurrente en todas las delegaciones respecto de las construcciones que desarrollaron en sus demarcaciones, y que también en evidencia que esta situación no se solucionará con “voluntad política” de las nuevas alcaldías ya que el origen del problema está en la ausencia de políticas públicas que marquen directrices claras sobre el futuro de la Ciudad.

Es claro que la Ciudad requiere de un marco legal y de planeación sólido en el que contemos con leyes secundarias y programas de largo plazo que obliguen al conjunto de las instituciones del Gobierno de la CDMX a actuar de manera coordinada. Se requiere contar con instrumentos de evaluación efectiva de los impactos ambientales, sociales y económicos acumulativos que pueden provocar el conjunto de las obras que se autorizan dentro de una demarcación, asi como evitar o mitigar dichos impactos a través de políticas públicas efectivas.

Es claro que debemos dejar atrás un régimen en el que predominaron las autorizaciones “sin ton ni son”, permitiendo obras que favorecieron a los particulares en contra del interés y orden social, para transitar a un régimen que favorezca un verdadero desarrollo urbano sustentable que privilegie el interés público de la Ciudad respetando los derechos de presentes y futuras generaciones a ambientes saludables, seguros y sostenibles.

Lo anterior, parece ser el camino indicado a seguir en la Ciudad. Los ciudadanos asi lo demandan. Dados los “signos de los tiempos” de los últimos dos años en que la ciudadanía ha manifestado su oposición a la expedición del Programa General de Desarrollo Urbano, asi como las inconformidades y denuncias y quejas ciudadanas que atiborran a instituciones como PAOT, la Comisión de Derecho Humanos de la CDMX y la Contraloría General de la CDMX, es momento de pensar en verdaderas soluciones para dirigir el futuro de la ciudad a un derrotero que garantice su viabilidad.

Dada la respuesta obtenida de los ciudadanos de la Colonia Noche Buena en la manifestación ciudadana que tuviera lugar este pasado martes, es claro que los ciudadanos se manifiestan en contra de salidas fáciles por parte de las autoridades como pueden ser sanciones pecuniarias. Los vecinos demandan que la alcaldía promueva acciones a favor del desarrollo de una colonia sustentable. Con base en la resolución de PAOT, los vecinos demandan que las autoridades responsables apliquen de manera efectiva la ley y que el asunto se resuelva conforme a derecho generando certidumbre en todas las partes involucradas, vecinos, desarrolladores y autoridades, pero sobre todo atendiendo al futuro de esta colonia que, a diferencia de otras, tiene clara cuál es su visión a largo plazo del lugar al cuál tienen derecho a vivir y disfrutar.

Ojala las autoridades atiendan los “signos de los tiempos” y acaten la voluntad del pueblo, en la figura de una colonia que finalmente ha salido al espacio público a manifestarse en favor de sus derechos urbano ambientales y que demanda respuestas efectivas a su gobierno sobre asuntos públicos de máxima importancia para su desarrollo como son poner freno al crecimiento urbano irracional y la necesidad de infraestructura de soporte en su colonia (infraestructura hidráulica, de movilidad, para cableado subterráneo y de arbolado urbano), como prerrequisito para avanzar progresivamente hacia un desarrollo sustentable, de su lema “¡Vamos por una Noche Buena Sustentable!”.

Habrá que preguntar a la actual Jefa de Gobierno, la Dra. Claudia Sheinbaum, si su gobierno está realmente a la altura de miras para generar una verdadera transformación en favor de una Ciudad Sustentable. Por el bien de la Ciudad, esperamos que asi sea.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts