Ciudad de México, octubre 24, 2020 09:19
Medio ambiente Opinión Rodrigo Cordera Thacker

El medio ambiente y la gran agenda del siglo

Diálogo, diálogo y más diálogo.

Esa fue la palabra principal de Julia Carabias en una participación en el coloquio M68. Siempre estemos del lado de la palabra, de escuchar y de la deliberación. Estos fueron sus consejos para los jóvenes y no tan jóvenes que buscan cambiar la relación del ser humano con el planeta tierra y sus habitantes.

En este pequeño conversatorio Julia Carabias y Enrique Leff  nos pusieron al tanto de la situación del medio ambiente y los cambios que estamos padeciendo y padeceremos inevitablemente.  La cosa pinta mal, pero no hay nada peor que el derrotismo y más aún cuando se trata del planeta, nuestra casa.

Enrique Leff nos platicó de las dificultades de frenar a una maquina que devora todo lo que se encuentra a su paso. Esa pregunta sin respuesta. ¿Puede existir un crecimiento como el que se vive en el mundo de los humanos sin desgastar al planeta y a nosotros mismos? ¡Pfffff! Pues la respuesta está en el aire y en nuestro actuar (evidentemente en el de políticas públicas sensatas y progresivas)

Julia hablaba de esperanza y trabajo. De diálogo hasta que nos cansemos, y después más diálogo.  Platicó que hay mucho que se puede hacer para regenerar pero sin duda es urgente y el futuro próximo  depende de los jóvenes. Su participación generó esperanza y ganas de entrarle de lleno al gran proyecto del siglo XXI.

No encuentro en el programa del próximo gobierno un espíritu de urgencia en cuanto al tema ambiental. Leo administración de recursos, generación de empleos, cultivar lo nuestro: pero francamente percibo un proyecto pequeño en este rubro. Y todo esto preocupa. Pero me sumo a la propuesta de Julia: vamos a dialogar.

Julia Carabias. Foto: Cuartoscuro

¿Existe otro camino que no sea el de la dilapidación de los recursos y el de la vendimia de la vida? Me puedo imaginar que si, pero debemos continuar con esmero y con tenacidad para encontrar terrenos en común de diálogo entre tan diversas posturas sobre lo que es la vida. Política vamos.

Lo que es evidente es que la justicia social y la conservación de nuestro planeta son luchas hermanas que se están dando en diversos lados del planeta. Primordialmente en donde el gran capital borra a comunidades enteras para sustraer recursos, y luego en  las ciudades que adquieren conciencia del consumo masivo y grotesco del que somos parte.

No dejemos que la agenda más importante de la historia humana sea liderada por política absurda. como lo que es el partido verde. Hagamos nuestra la problemática más importante del siglo.

 

 

 

 

comentarios

Artículos relacionados