Ciudad de México, septiembre 23, 2021 00:41
Sociedad

Estado, familias y sociedad deben respetar participación y opinión de niñez en regreso a clases, sostiene CDHCM

STAFF / LIBRE EN EL SUR

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM), Nashieli Ramírez Hernández, advirtió que no se puede hablar de comunidad escolar y del regreso a las aulas si no se escucha y toma en cuenta a todas las personas involucradas, como lo son las niñas, niños y adolescentes (NNyA).

Al presentar los resultados de la Consulta #CaminitodelaEscuela, en la conferencia de prensa del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llevada a cabo en Palacio Nacional, enfatizó que es fundamental “respetar su derecho a participar y que su opinión sea escuchada y tenida en cuenta, es una obligación de las familias, de la sociedad y del Estado frente a cualquier decisión que les afecte”.

Explicó que este es el segundo ejercicio que realiza la Comisión sobre participación infantil durante la emergencia sanitaria. El año pasado -a finales de mayo principios de junio- se llevó a cabo la Consulta  #InfanciasEncerradas, en la que se daba cuenta del impacto en la salud mental de NNyA por el confinamiento.

Indicó que en esa ocasión participaron 41 mil 75  niñas, niños y adolescentes a nivel nacional; 28% pensaba que iban a regresar a la escuela en dos meses, el 30% pensaba que iban a tardar un poco más de más de 2 meses y en 40% no sabía. Subrayó que han pasado 18 meses desde entonces y para un niño o una niña de 8 años, ese tiempo representa el 20% de su vida.

La Ombudsperson capitalina señaló que la CDHCM decidió volver a convocar a niñas, niños y adolescentes en el pasado mes de julio a la Consulta #CaminitodelaEscuela. Participaron 37 mil 764 NNyA de todo el país, de entre los 5 años y los 17 años, quienes tuvieron la oportunidad de responder un cuestionario en línea y también participaron 267 niñas y niños en primera infancia, a través de dibujos.

A nivel nacional, 7 de cada 10 niñas, niños y adolescentes respondió que sí quieren regresar a clases presenciales; 2 dijeron que no; 1 no sabía.  A la pregunta ¿Qué te hace feliz de regresar a la escuela? 48% contestó que estar con mis amigas y amigos, 37% entender mejor lo que me enseñan, 26% que me den clases y 22% salir de casa.

A la mitad de NNyA les preocupa que las personas que estén en la escuela no usen cubrebocas; 28% que vuelvan a cerrar la escuela, 25% que se enfermen y 18% no poder abrazar a sus amigos.

Respecto a los dibujos de primera infancia, Ramírez Hernández resaltó que expresan alegría y autocuidado –uso de cubrebocas-, toda vez que entienden perfectamente que su regreso en la escuela no va a ser el mismo.

La Presidenta de la CDHCM dijo que también se realizaron grupos de consulta abierta en materia de comunidad escolar. En el caso de NNyA sus respuestas fueron los cuestionarios y los dibujos: emoción y felicidad ante la expectativa de ver de nuevo a sus compañeras y compañeros.

Respecto a grupo de madres, padres y responsables de crianza, la sensación más reportada fue de miedo, certidumbre y preocupación. El personal docente refirió que el regreso a clases presenciales les representa incertidumbre derivada de la falta de certeza en cuanto a la logística y protocolos que determinen las autoridades.

La Defensora destacó que niñas, niños y adolescentes tienen clara, y viven, la función social de la escuela; demandan estar con sus compañeras y compañeros, así como la necesidad de cambiar las mecánicas de aprendizaje.

Para la CDHCM, enfatizó, es primordial el trabajo de contención con este grupo de atención prioritaria, toda vez que tienen claro que el regreso a clases será diferente. No se puede dejar de lado a este actor protagónico de la comunidad escolar. Las más de 37 mil voces de #CaminitodelaEscuela son contundentes: hay que regresar.

El Reporte Nacional se puede consultarse aquí

comentarios

Artículos relacionados