Ciudad de México, diciembre 1, 2020 04:53
Libre en el Sur

Exigen vecinos de Extremadura Insurgentes que Jorge Romero aclare 'soborno' de constructora Rouz, a la que compró un penthouse

Vecinos de la colonia Extremadura Insurgentes y la asociación Vecinos del Parque Hundido, que desde el año 2009 han venido luchando por que se clausure definitivamente y se demuela el edificio ilegal de Millet 39, construido por la Inmobiliaria Rouz, exigen que el delegado Jorge Romero Herrera aclare el presunto soborno que recibió de esa constructora mediante un descuento del 35 por ciento en la compra de un penthouse de lujo en la colonia Del valle en septiembre de 2010, cuando ya era alto funcionario de la Delegación Benito Juárez.

“Rouz construyó el hogar de Jorge Romero y también construyó Millet 39, que tiene orden de demolición por Jorge Romero”, ironiza en entrevista Héctor Rojas, presidente de la asociación Vecinos del Parque Hundido y ex coordinador del comié vecinal de Extremadura Insurgentes. “Me da terror que el delegado no se deslinde inmediatamente de la acusación de ser sobornado por Rouz. Hoy este silencio parece confirmar un conflicto de intereses”.

El dirigente lanza una interrogante: “¿A quién va a defender el delegado, a la ilegalidad de Rouz o a los vecinos que debe representar? Y como dice el dicho: ‘El que a dos amos sirve con uno queda mal’. El resultado lo conoceremos pronto”.

En un reportaje documentado con folios notariales e inscripciones oficiales en el Registro Público de la Propiedad del DF, el diario capitalino Basta! denunció que Romero Herrera adquirió el departamento E-502 del edificio de Gabriel Mancera 1542, de dos plantas y con una superficie de 234 metros cuadrados, en sólo dos millones s750 mil pesos, cuando en el registro hecho por Rouz de ese inmueble el precio original era de cuatro millones 350 mil pesos.

La operación, además, se realizó unos días después de que la Secretaría de Desarrollo Urbano del DF (Seduvi) inició un juicio de lesividad contra la construcción, que para entonces había sido ya clausurada por la Secretaría del Medio Ambiente y la Procuraduría de Justicia del DF, ya que fue edificada con documentos apócrifos, violando el uso del suelo al construir 100 departamentos donde sólo podían ser 20 y levantando más niveles que los permitidos, luego de podar de manera ilegal más de 20 árboles. Romero Herrera era en ese momento el más importante funcionario de la DBJ, después del delegado Mario Palacios, ya que ocupaba la dirección general de Coordinación de Gabinete y Proyectos Especiales, creada especialmente para él.

Los vecinos piden que el ahora delegado panista explique su relación con Rouz y desmienta o aclare si efectivamente compró el mencionado penthouse en ese precio, justo cuando las autoridades capitalinas actuaban contra el inmueble ilegal de Millet 39.

Desde su campaña proselitista, Romero Herrera ofreció a los vecinos llevar hasta sus últimas consecuencias las acciones contra el edificio de Millet 39 para proceder a su demolición. Les dijo incluso que los iba a “sorprender” con las medidas que tomaría. Sin embargo, transcurrió ya el primer año de su administración y la única acción que ha realizado es otorgar a los constructores el permiso de ocupación, argumentando que recibió una orden judicial de hacerlo. Empero, de nuevo prometió hace ya dos meses reponer de inmediato los sellos de clausura al inmueble, cosa que tampoco ha hecho. Ahora se revela su relación con la constructora involucrada, de la que el panista no se ha deslindado.

Y no sólo eso: curiosamente durante su primer año como delegado, Jorge Romero no ha tocado a Rouz ni con un pétalo. A solicitud expresa a la Oficina de Información Pública de la DBJ, el área jurídica reconoció que desde que Romero anunció pomposamente que iría contra 209 “obras irregulares”, el 21 de febrero de este año, en su catálogo no incluyó una sola construcción de esa inmobiliaria, ni siquiera la de Millet 39, a unos pasos del Parque Hundido, a la que el delegado –además— ya concedió la licencia de ocupación (Oficio DGJG/DJ/SCI/JUDC-A/11090/2013).

(En la imagen: Héctor Rojas, dirigente de Vecinos del parque Hundido –lado derecho–, encabeza una marcha contra las construcciones ilegales en DBJ).

comentarios

Artículos relacionados