En vez de sancionar a los infractores que colocan sus desperdicios en plena vía pública, como lo advierte en un maltrecho cartel, la Delegación Benito Juárez fomenta esa irregularidad al convertir la esquina de Empresa y Augusto Rodin en una suerte de “estación de transferencia” de basura, a las afueras de una casa particular y a pocos metros de una escuela. En efecto, cada mañana los vecinos y comerciantes del rumbo dejan tranquilamente sus bolsas y cajas de basura ahí, hasta convertir el lugar en un foco de insalubridad, en el entendido de que alrededor del mediodía llegará un camión del deficiente servicio de limpia delegacional a levantar el cochinero… ¡Y hasta le “apartan” su lugar para que se estacione!

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts