ADRIANA RODRÍGUEZ

La Fiscalía Especializada en Delitos Ambientales y Protección Urbana (Fedapur), de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México realizó una inspección en las instalaciones de la Torre Mítikah a fin de corroborar posibles delitos ambientales. Al respecto, el gobierno capitalino aclaró que la obra no se encuentra suspendida.

Granaderos resguardan la torre. Posibles delitos ambientales. Foto: especial.

 

“No se encuentra suspendida, fue una diligencia, una actuación del Ministerio Público y fue una inspección para corroborar lo que se ha señalado en diversos medios de comunicación y lo que pudieran acontecimientos que puedan ser constitutivos de un delito ambiental”, explicó el jefe de Gobierno José Ramón Amieva.

“Todavía no podemos pronunciarnos de si hay delito o no hay delito hasta que la Procuraduría lo determine”, recalcó.

En dicha inspección se contó con el acompañamiento del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) y la Secretaría de Seguridad Pública capitalina.

Los trabajadores que ya habían iniciado labores, fueron desalojados durante el operativo u posteriormente fueron colocados los sellos de clausura.

“La Secretaría de Seguridad Pública lo único que hizo fue resguardar y permitir la vialidad”, dijo al respecto el mandatario local, quien además explicó que se sigue integrando la carpeta de inspección en la Procuraduría capitalina.

Granaderos se encuentran vigilando la zona sin que se registraran mayores incidentes.

Vecinos habían denunciado que la obra ubicada en Real de Mayorazgo, colonia Xoco, reduciría de manera considerable la cantidad de agua disponible para los vecinos, así como afectaciones a la vialidad, tomando en cuenta que las calles cercanas a la torre son muy estrechas.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts