Ciudad de México, noviembre 25, 2020 08:00
Libre en el Sur

Incumple DBJ plazo de CDHDF para clausura de Millet 39; Palacios ofrece iniciar procedimiento el lunes

La Delegación Benito Juárez no cumplió el plazo dado por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) para clausurar “como medida precautoria” el edificio irregular de Millet 39, en la colonia Extremadura Insurgentes, que fijaba como máximo las 11:19 horas de este viernes; sin embargo, el jefe delegacional Mario Alberto Palacios Acosta se comprometió con coordinadores internos de los comités ciudadanos de la demarcación a iniciar el procedimiento respectivo el próximo lunes.

La mañana de este martes, al cumplirse el plazo, los operarios de la inmobiliaria Rouz –propietaria de la obra impugnada–, continuaban tan campantes con sus trabajos de limpieza, resane y pulido de las áreas comunes del inmueble. Un policía privado vigilaba permanentemente el acceso al edificio. Y dieron las 11:19 sin que se presentara ningún funcionario de la DBJ.

El jueves por la noche, el jefe delegacional en Benito Juárez se reunió con coordinadores internos de los comités ciudadanos de la demarcación para darles un informe de actividades. Durante la junta surgió el tema de la clausura de Millet 39 solicitada por la CDHDF, ante lo cual Palacios Acosta aseguró que el próximo lunes 23 se iniciará el procedimiento respectivo.

La solicitud de clausura “precautoria” hecha por la CDHDF es resultado de la queja interpuesta por vecinos agraviados en sus derechos por la reapertura efectuada por la DBJ de la mencionada obra –que está prácticamente terminada– para cuya construcción según la Secretaría de Desarrollo Urbano del DF (Seduvi) se utilizaron documentos apócrifos para construir un edificio de cinco niveles con 100 departamentos en una zona en la que el uso del suelo indica un máximo de tres pisos y veinte viviendas como máximo.

La propia Seduvi emprendió desde agosto de 2010 un juicio de lesividad ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo para que fueran revocados los permisos obtenidos con los documentos falsos. En enero pasado, el Tribunal falló a su favor y ordenó la demolición del inmueble. (En la foto, los trabajadores en el edificio a las 11:19).

comentarios

Artículos relacionados