Ciudad de México, octubre 26, 2020 11:23
Cultura Dinorah Pizano Osorio Opinión

JUVENTUD COMO SISTEMA/ Construcción de pensamiento

DINORAH PIZANO OSORIO
Una reciente investigación del Pew Research Center, arroja un dato que podría modificar el futuro de las jornadas electorales del sistema de partidos: 73 por ciento de los estadounidenses cree que los resultados de las búsquedas online son rigurosos e imparciales.

Foto: Cuartoscuro

Si bien los datos fueron obtenidos y se enfocan en un modelo de sociedad específico, es preciso resaltar que debido a la importancia de dicho país y la capacidad que tiene de transmitir, propagar y reproducir las propias estructuras sociales no debe pasar desapercibido. Las nuevas prácticas sociales tienen implicaciones dignas de resaltar.

En primera instancia debemos tomar en cuenta que a nivel global, Google concentra más del 92 por ciento de las búsquedas de información en línea. Asimismo, dicha empresa implementa algoritmos que priorizan información, la cual termina por conformar la opinión de los posibles electores.

Es preciso establecer que, el diseño de las herramientas que dispone una empresa no son procesos objetivos, es decir, tienen un alto grado de subjetividad en virtud que fueron realizados por seres humanos, con valoraciones, influencias y determinaciones.

Los algoritmos no “existen”, sino que obedecen a metas trazadas por las corporaciones. No exageran quienes consideran que a mayor acceso y disposición de la red, se configura un nuevo Supra Estado, un poder económico por encima de las instituciones y cauces democráticos de cualquier país.

Los primeros ejemplos de lo anterior lo encontramos en las experiencias electorales de EEUU y Gran Bretaña. Tanto el triunfo de Donald Trump como el proceso conocido como Brexit evidencian que las personas pueden tomar decisiones basadas en la información que reciben, pero la cual son incapaces de procesar porque no disponen de herramientas homogéneas para colocarla en perspectiva o en función de un hecho histórico que impactará países, continentes y al mundo en general.

Para México los tiempos electorales marcan un auge en contenido supuestamente noticioso que se distribuye tanto por internet como por redes sociales. Las burbujas de información, el sesgo que los consumidores no tienen tiempo de librar o siquiera advertir, son campo propicio para generar mayor desinformación.

Cabría preguntar, ¿cómo salir de los algoritmos para conformar una idea de la realidad? La institucionalidad nacional debe redoblar esfuerzos para la capacitación en términos de construcción de ciudadanía política que permita a los posibles electores tomar decisiones con el menor sesgo posible. La democracia es un proceso en permanente construcción.

comentarios

Artículos relacionados