Ciudad de México, abril 21, 2024 18:28
Ciudad de México Nancy Castro Opinión Revista Digital Abril 2024

La CDMX… no apta para mexicanos

Los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva de sus autores.

La capital del país aparece en la posición decimosexta entre las ciudades más caras del mundo, muy por encima de Milán o Múnich, lo que según los expertos de debe a la gentrificación, la fortaleza del peso frente al dólar y la inflación.

POR NANCY CASTRO

¿Cómo se vive en una ciudad que aparece en el ranking de las ciudades más caras para vivir cuando el salario mínimo es de  siete mil 468 pesos mensuales, es decir 415.14 euros?

Ciudad de México, aparece en la posición decimosexta muy por encima de Milán o Múnich. Los expertos aseguran que el alto puesto de la capital mexicana, se debe a la gentrificación en el centro de la ciudad, la fortaleza del peso frente al dólar y la inflación.

En cualquier economía, el precio de los bienes y servicios van cambiando a lo largo del tiempo, aumentando o disminuyendo. Cuando hablamos de inflación, nos referimos al periodo en el que suben los precios y se reduce el valor de la moneda.  

Solo en el primer mes del año, los precios han subido y la inflación se ubica en su nivel más alto para un inicio de año desde 2021 con un 4,90 por ciento en la primera quincena, y el bolsillo de los mexicanos resiente la inflación al iniciar el año. El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) ubicó la inflación en un aumento de 0,49 por ciento respecto a la quincena anterior, según ha publicado el Instituto Nacional de Estadística y Geografía se trata de la quinta subida consecutiva y el nivel más alto para un inicio de año.

Las consecuencias directas de la inflación, se ven reflejadas socialmente en la pérdida de poder adquisitivo, incertidumbre económica, reducción de las inversiones, devaluación de las deudas contraídas.

La gentrificación muestra que hay una demanda por vivienda de buena calidad no satisfecha que hace que las zonas en donde se pueda remodelar, reconstruir la vivienda y mejorar ciertos servicios, se eleve…”

Frente al desplazamiento que sufren las familias, para darle espacio al turismo o a los nómadas digitales, no es lo mismo que una familia pague la renta media de Iztapalapa, en 13 mil 22 pesos; a que un nómada digital que cobra en dólares viva en la Roma, donde la renta promedio es el doble, según el portal inmobiliario Real State Market. O comprar en un mercado que hacerlo en una gran superficie, donde el desfase en los precios puede ser de hasta un 50 por ciento.

El coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM, Ignacio Martínez, asume que los costos para los extranjeros han subido, aunque los precios se mantengan en ciertos sectores. “No es lo mismo que vengan estadounidenses con un tipo de cambio como el de hace un año, a 20 pesos, que a 16, como está ahora. Eso provoca que para ellos todos los servicios se encarezcan”, contrasta Martínez con los pagos de los mexicanos, que adquieren en pesos muchos servicios y productos al mismo precio que el año pasado. 

El elemento que ha marcado la diferencia a finales de 2023 ha sido la vivienda. Los incrementos de la tasa de interés hasta el 11,25%, una menor oferta por la caída en la construcción y la inflación hicieron que el precio de la vivienda subiera un 11,6% en tan solo un año, según la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF). El costo de la vivienda, cada vez se ha elevado más en la Ciudad de México para viviendas comparables con otros países.

Ese precio se ha incrementado sobre todo en los barrios gentrificados del centro de la ciudad, los que ocupan la mayoría de trabajadores extranjeros.

La gentrificación muestra que hay una demanda por vivienda de buena calidad no satisfecha que hace que las zonas en donde se pueda remodelar, reconstruir la vivienda y mejorar ciertos servicios, se eleve. Esta demanda por este tipo de ubicación es muy grande.

La otra cara de la moneda es el desplazamiento de la población local a colonias exteriores. Cada vez más lejos de sus puestos de trabajo, en viviendas y zonas más precarias. Estas personas viven en las zonas periféricas, en donde los servicios públicos como el alumbrado, el drenaje o el agua potable no son de muy buena calidad y las viviendas no son tan caras.

Para un trabajador con familia que gana un sueldo mínimo, asumiendo costos de algunos productos de la canasta básica como los siguientes. ¿Como logra subsistir?

Kilo de tortillas, 18 pesos el kilo.

Menú comida corrida 70 pesos

Kilo de plátano 20.28 pesos

Kilo de Jitomate 48 pesos

Kilo de cebolla  49 pesos

Litro de aceite 38.75 pesos

Litro de leche  29 pesos

Garrafón de agua 47 pesos

Gas cilindro 45 kg 810 pesos

Transporte 5 pesos (Metro).

La inflación es una reacción global a posteriori de los años de pandemia, los países se tienen que recuperar, lo que no se recupera es el bolsillo de los ciudadanos a consecuencia de la falta de estabilidad en los precios y el encarecimiento de la vida cotidiana. Un trabajador promedio no puede visualizar ni ahorro para el retiro, pero sí mucho optar por créditos bancarios y por lo tanto deudas que no parecen tener fin. No parece cambiar mucho el panorama en los años venideros,  extranjeros seguirán desplazando a los mexicanos a la periferia. Porque el sexenio que está por concluir dejó caer la austeridad republicana, que obedece a una inflación encubierta, en hombros de todos los obreros, pero para unos cuantos la inflación no supone un desbalance económico sino todo lo contrario. Sin embargo la ciudad ya no es apta para los mexicanos de a pie.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas