Ciudad de México, septiembre 30, 2020 17:29
Salud

La importancia del autocuidado en la nueva normalidad

Myriam Nuñez/UNAM Global

La promoción de la salud y el autocuidado deben ser considerados como estrategia central en las políticas públicas del sector Salud, además de las acciones y decisiones de las personas en su vida cotidiana, afirmó María Cecilia Acuña, asesora en Servicios y Sistemas de Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), durante la primera sesión del ciclo de webinars El autocuidado como un elemento esencial de las Políticas Públicas de Salud en el marco de la nueva normalidad.

Este ciclo fue organizado por la Facultad de Química de la UNAM, con la colaboración de la OPS y en coordinación con la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) y RB México, en el marco del Día Internacional del Autocuidado, que se celebra cada año el 24 de julio.

“Podemos tomar decisiones respecto de una alimentación más saludable, el uso más racional de medicamentos y el ejercicio físico; también necesitamos dependencias de Salud capaces de generar información significativa para la población, que aumente la percepción de riesgo e informe sobre las consecuencias de estilos de vida saludables para nosotros, nuestras familias y comunidades”, apuntó María Cecilia Acuña, al abordar el tema de Autocuidado y Promoción de la Salud.

Desde la OPS de la Organización Mundial de la Salud, prosiguió la experta, “exhortamos a resignificar el autocuidado y la promoción de la salud; a ver el potencial estratégico que tienen estas intervenciones diarias y reconsiderar que, si bien la enfermedad se atiende en los centros y sistemas de salud, ésta se construye entre todos”, afirmó. 

Al referirse a la epidemia por el nuevo virus SARS-CoV-2 que enfrenta el mundo, dijo que es fundamental hablar del autocuidado, el cual tiene como objetivo fortalecer o restablecer la salud y prevenir la enfermedad de los individuos, a través de prácticas cotidianas y destrezas aprendidas a lo largo de la vida, mediante la decisión del individuo, quien se convierte, por tanto, en un cuidador de sí mismo y de quienes conforman su entorno.

“En el caso de enfermedades infectocontagiosas, se convierte también en una estrategia para influir positivamente en la prevención del padecimiento en la comunidad; por ejemplo, cuando se usa un cubrebocas, proteger a los demás se convierte en un símbolo de solidaridad”.

En el contexto actual, continuó, el autocuidado va mucho más allá que el cubrebocas, pues en la enfermedad infectocontagiosa, cuyas formas graves y letales dependen de factores de riesgo relacionados con la obesidad, alimentación poco saludable, diabetes, hipertensión arterial y falta de ejercicio físico, “tenemos que considerar el tema del autocuidado desde el punto de vista más estratégico”, enfatizó María Cecilia Acuña.

Al inaugurar el ciclo, el Director de la Facultad de Química, Carlos Amador Bedolla, destacó el trabajo del Departamento de Farmacia de esta entidad al organizar estos webinars pues, dijo, es relevante en la formación de los estudiantes, además de enseñarles cómo aplicar los aspectos técnicos y llevarlos a garantizar el cuidado personal y, con ello, cumplir “nuestra función como expertos que atienden la contingencia sanitaria actual”.

Algo importante está pasando en el mundo, agregó Carlos Amador, que va a afectar a muy largo plazo la forma como se vive, lo cual toca aspectos como la educación, la alimentación, la salud y la industria farmacéutica.

“El principio precautorio nos indica que cuando no sabemos bien cómo atender algo, hagamos lo que sí sabemos; hay decisiones que debe tomar la industria farmacéutica ahora y a través de este tipo de simposios se pueden difundir en nuestra comunidad, tanto entre los estudiantes como el público en general”, apuntó también el Director de la FQ.

En la situación actual provocada por la COVID-19, añadió el universitario, los conocimientos relacionados con la Química y la Farmacia están tomando particular importancia: “Es una responsabilidad difundir ese conocimiento y garantizar que la gente sepa de qué está hablando y del efecto que pueden tener ciertas acciones basadas en datos”, expuso.

Por su parte, el director Médico y de Asuntos Regulatorios de la AMIIF, Fernando Fon, expresó que es fundamental “tener la capacidad de gestionar nuestra propia salud; como ciudadanos tenemos muchas actividades y acciones que podemos tomar para tener una mejor calidad de vida”.

En la presentación del webinar, el académico de la Facultad de Química, Carlos Álvarez, señaló que este foro se desarrollará en siete sesiones, y que en su organización también colaboró la Industria Latinoamericana de Autocuidado Responsable.

El docente dijo que hablar de autocuidado es referirse a la preservación de la calidad de vida; además, es importante reconocer su impacto en la sociedad. El cuidar de uno mismo representa un acto de solidaridad con los demás, enfatizó.

“Esperemos que estos seminarios ayuden a tener información para empoderar a la población y a todos nosotros a tomar mucho mejores decisiones en salud”, expresó el universitario, quien estuvo acompañado por la organizadora del webinar y académica del Departamento de Farmacia, Socorro Alpízar. 

El ciclo de webinars El autocuidado como un elemento esencial de las Políticas Públicas de Salud en el marco de la nueva normalidad se transmitirá los miércoles, a través de los canales oficiales de Facebook y YouTube de la Facultad de Química, así como del portal de UNAM Global; en ellos se abordarán diversos temas como salud sexual y mental, nutrición, resistencia antimicrobiana, la importancia de los medicamentos de venta libre, además de distintos tópicos de los siete pilares del autocuidado. 

Finalmente, Horacio Chavira Cruz, CEO y cofundador del Centro Global de Estrategia Social, enfocó su participación en la promoción de la salud entre las personas jóvenes. El experto señaló que la salud debe entenderse como un proceso integrador en dos niveles: las necesidades básicas y el derecho a otras aspiraciones. Estos dos elementos, biológico y simbólico, tienen que ver con el bienestar físico, psicológico y social.

Añadió que los hábitos de salud de los jóvenes están ligados a sus estilos de vida y a la conformación de identidades. En México existen 39.2 millones de jóvenes, entre quienes debe promoverse la salud, por ello, toda acción de promoción del autocuidado en términos de política pública debe tener diálogo y participación de los involucrados.

En ese sentido, Chavira Cruz definió al autocuidado como el conjunto de acciones intencionadas que realiza una persona para controlar los factores internos y externos que permitan complementar la vida y llevarla hacia la posteridad: “Tomar decisiones informadas y responsables nos da la capacidad y el poder de cuidarnos”, finalizó el especialista.

comentarios

Artículos relacionados