La próxima semana quedarán terminados los trabajos para la reincorporación al Parque Hundido del predio de Millet 72, en la colonia Extremadura Insurgentes, que fue adquirido por el gobierno del Distrito Federal el año pasado luego de clausurar la construcción ilegal de una torre de departamentos de lujo enclavada en pleno jardín público.
La rampa de 75 metros para personas con discapacidad, en forma de “zeta”, está totalmente terminada y una cuadrilla de operarios trabaja en el enjardinado del terreno de más de mil 200 metros cuadrados donde estuvo una casa catalogada por el INBA, la llamada Casa del Parque Hundido, que fue demolida para la edificación del condominio, con un permiso otorgado por la Delegación Benito Juárez, entonces encabezada por el panista Germán de la Garza Estrada. La construcción fue suspendida cuando tenía ya cimientos y un primer nivel, los que fueron demolidos por la autoridad, que finalmente adquirió el terreno en 22 millones de pesos, la mitad de ellos cubierta por el Delegación Benito Juárez.
Los arquitectos encargados de la reincorporación del predio al Parque Hundido confirmaron a Libre en el Sur que los trabajos estarán concluidos antes del próximo fin de semana, es decir, antes del 6 de mayo. Se han plantado ya algunos árboles en el terreno y se trabaja en el sembrado de centenares de plantas florales que formarán una enorme jardinera en torno a la rampa que baja en tres tramos desde la calle Millet hasta la zona de juegos de ese emblemático parque de la delegación Benito Juárez. El resto del terreno se cubrirá con pasto.
La movilización de los vecinos, que inclusive se organizaron en una asociación civil, impidió finalmente la construcción irregular de un edificio de seis plantas metido literalmente en el parque. Según ha reconocido la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del DF y constatado la Procuraduría Ambiental del DF, la construcción cuya manifestación ingresó a la delegación Benito Juárez durante el gobierno de Germán de la Garza, estaba basada en documentos apócrifos. Finalmente, la intervención del jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrad Casaubón, condujo a la cancelación definitiva de la construcción y la adquisición del terrno por parte de la autoridad.
El 29 de septiembre del año pasado, el propio Ebrard Casaubón, acudió con los residentes para dar el banderazo a la demolición de la obra negra del malogrado edificio. El predio de Millet 72, anunció, sería integrado al parque. Héctor Rojas, líder del movimiento vecinal, le pidió ir tras quienes permitieron las corruptelas. El jefe de Gobierno le aseguró que en un mes daría a conocer los resultados de una investigación y que se sancionaría a los funcionarios culpables, “del nivel que sean”, cosa que más de siete meses después no ha ocurrido.

El gobierno capitalino informó que la construcción de la rampa y las áreas verdes tendrán un costo de 987 mil pesos. La rampa ya terminada, con acceso por la calle Millet, consta de tres tramos que forman una “zeta” y mide en total 75 metros lineales. Tendrá dos áreas de descanso y muros bajos cubiertos de plantas. También se ha reconstruido la acera de la calle colindante con el terreno, que quedará así plenamente incorporado al parque “Luis G. Urbina”. como es su nombre oficial.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts