Ciudad de México, septiembre 23, 2021 00:21
Nancy Castro Opinión

Las Momias de Guanajuato

Los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva de sus autores.

Cuenta la leyenda que la mayoría de las Momias provienen de la epidemia de cólera que padeció la ciudad en 1833. Se dice que las personas infectadas no morían en el acto; que la mayoría de los enfermos eran enterrados vivos y de ahí la expresión terrorífica de sus rostros…

POR NANCY CASTRO

Un día decides irte de tu pueblo natal, confirmar que los pies sirven para andar los caminos y comienza el periplo. No sabes por cuánto tiempo y como dijo Frida Kahlo “ Pies para que los quiero si tengo alas para volar”; confirmas que en terrenos de la imaginación no hay límites ni obstáculos y buscas realidades posibles para concretar tus sueños, que vayan de la mano de aquello, que desde la infancia escuchaste: las leyendas y los sortilegios de quien las cuentan: los bardos, trovadores, juglares y charlatanes; porque siempre que escuchaste La leyenda del Callejón del beso, La leyenda del Cerro de la Bufa, y la leyenda que enmarca “ Las momias de Guanajuato”mostradas en su Museo; sentías una enorme admiración y te imaginabas que eras tú quien narrabas aquellas leyendas, con sus posibilidades de encabalgar las palabras con su ritmo y cadencia a modo de versos endecasílabos.

Guanajuato capital, es patrimonio cultural de la humanidad por su arquitectura y su legado. Cuna de la Independencia Mexicana y de artistas como Diego Rivera, Jorge Negrete, Jorge Ibargüengoitia. Para activar la economía en tiempos de pandemia el gobierno ha lanzado la campaña “ Guanajuato vive grandes historias” pero no solo eso. Guanajuato vive de sus historias, de la tradición oral, de sus leyendas. Leyenda, proviene del latín “legere” que significa leer, originalmente se refería únicamente a las historias escritas, pero con el tiempo el significado ha perdido su limitación , una leyenda cobra vida cuando se cuenta.

Hoy día el Gobierno municipal aprobó el proyecto para solicitar la contratación de una deuda pública a pagar a 10 años para la construcción del nuevo Museo de las Momias. Los guanajuatenses se rehusan al nuevo museo. Supone un cambio tanto estructural como de ubicación, (cuentan por ahí), dejando de lado el sitio originario “El panteón de Santa Paula”, hogar del Museo. Lo interesante de la ciudad es la sucesión de hallazgos en sus edificaciones que hacen de Cuévano un lugar mágico.

El museo lleva activo desde Marzo de 1861 que fue inaugurado. Desde entonces y hasta 1979 en varios puntos aledaños a la ciudad, se encontraron más momias, hoy suman 1218, de las cuales solo algunas están en exposición.

Cuenta la leyenda que la mayoría de las Momias provienen de la epidemia de cólera que padeció la ciudad en 1833, se dice que las personas infectadas no morían en el acto, la mayoría de los enfermos eran enterrados vivos y de ahí la expresión terrorífica de sus rostros. Las condiciones del subsuelo sumadas a la presencia de nitratos y alumbre momificaron los cuerpos.

La momificación es un proceso en el cual se puede preservar la piel y la carne de un cadáver de forma natural o intencional. Cuenta la Leyenda que Las Momias en el Antiguo Egipto se inscribían en un complejo ritual funerario, en esta ceremonia, el cuerpo era sometido a los gritos de Osiris para procurar su mortalidad, Osiris los protegía de los espíritus malignos. Al enterrarlos con joyas y objetos valiosos, auguraban éxito en su nueva vida. La momificación tenía como principal objetivo el purificar y volver divino el cuerpo que se convertiría en Osiris (Dios de la agricultura y la religión) o una imitación suya.

Como civilización, confirmamos nuestra historia de generación en generación como un acto de perpetuar nuestra memoria colectiva, contándonos en forma de leyenda, todo lo que queda a nuestro paso.

La derrama económica que ha dejado el Museo en los últimos tres años es de 40 millones de pesos anuales (exceptuando el último) En 2020, antes de la pandemia La Momias fueron embajadoras de la ciudad, siendo expuestas en diferentes ciudades de la República como Zacatecas, San Luis Potosí y la Feria de León, como parte de las estrategias de promoción turística.

Un día, después de muchos años decides regresar a Cuévano y te percatas que todo sigue en su sitio, al parecer las únicas que están buscando cambiar de casa son las momias.

“En Cuévano hay algo que produce en el observador la sensación de que lo que está viendo no es acontecimiento único, sino acto ritual que se ha repetido todos los días a la misma hora desde tiempo inmemorial y se seguirá repitiendo hasta la consumación de los siglos” (Esas ruinas que ves de Jorge Ibargüengoitia)

–Las Momias siguen dando mucho de que hablar -le dice un hombre a su hijo en la fila del Museo– Cuentan los que no tienen miedo que tuvo que haber una nueva pandemia para que las momias regresaran del más allá

–¿En serio? ¡Qué miedo, papá!

–Es leyenda y como toda leyenda tiene una parte que es verdad y otra que es mentira.

comentarios

Artículos relacionados