Ciudad de México, febrero 25, 2021 01:20
Ciencia y tecnología Opinión

Las redes sociales y su comportamiento: los hechos

Las redes sociales están fabricando y cambiando nuestro comportamiento, eso es un hecho.

POR ALBERTO CASTRO LEIVA

Según las cifras, tan solo en el 2019, existían 3.4 billones de usuarios que rutinariamente usan las redes sociales. Eso equivale al 43.5 por ciento de la población, a nivel mundial.

Las redes sociales son la piedra angular de la comunicación y las conexiones modernas, ya que permiten a los usuarios crear un sentido de pertenencia y redefinir su forma de ser, ¡sarcasmo!

Dado que la mayoría de nosotros, de alguna forma o otra, somos adictos a las Redes Sociales, es difícil hablar sobre el tema,

Estos son los hechos:

Las redes sociales están fabricando y cambiando nuestro comportamiento, eso es un hecho. Las redes sociales están diseñando un comportamiento impresentable, algunos dirían, que es un comportamiento natural, sarcasmo! y sigue evolucionando.

En las redes sociales, una de las formas de ganar dinero es la capacidad de persuadir y cambiar el comportamiento de los usuarios, eso es un hecho. Esto significa, que tú, como usuario, no eres el cliente; el cliente es el anunciante que se encuentra, escondido, en el fondo, secuestrando tus metadatos. El anunciante cree que puede obtener algún tipo de modificación en ti, en lo que haces, en lo que piensas, y es astuto. Es difícil de comprender, todo lo que se nos está haciendo. Se están aplicando algoritmos de modificación de comportamiento sin que nos demos cuenta, y nuestros metadatos alimentan estos algoritmos: círculo completo.

El problema con esto es que si tienes una sociedad donde cada vez que dos personas hacen algo juntas, una videollamada, un intercambio de mensajes, la única forma de financiar esta acción es con una tercera persona que quiere manipularlos. Al final del día, terminas con una sociedad enteramente optimizada, para la manipulación. Con el paso del tiempo, aparecen nuevos actores o estímulos, que crean diversiones, divisiones, arruinan elecciones, crean política. Es absurdo negarlo. Tomen el ejemplo de las manifestaciones a nivel mundial: primero llegan las redes sociales y luego sigue la violencia.

Es difícil hablar con nosotros acerca de estas cosas No lo queremos creer. Pensamos y creemos que tenemos el control, pero no lo tenemos. Esos son los hechos. Esencialmente, de una forma o otra, estamos siendo hipnotizados vía las redes sociales, pero el hipnotizador trabaja y sigue trabajando para otra persona. Y esos son los hechos.

Esta no es la primera advertencia.

Imagínate al anunciante que mediante el control de las cuentas de directores ejecutivos puede manipular los precios de las acciones de las empresas o incluso hasta llegar a manipular las cuentas de políticos… crear un pánico mundial, ¡las cuentas de políticos! ¡crear un pánico mundial…!!

“Si no soy para mí, ¿quién será, si soy para mí solo, quién soy, si no ahora, cuándo y si no, tú, quién?”.

comentarios

Artículos relacionados