Ciudad de México, octubre 21, 2020 04:45
Libre en el Sur

Confirma Secretaría de Obras de la CDMX que serán removidos 40 árboles de Barranca del Muerto por obra del deprimido vial

Para la construcción del doble túnel de Río Mixcoac también será intervenida la avenida Barranca del Muerto, entre el Circuito Interior y la avenida de los Insurgentes Sur, lo que implicará la afectación de al menos 40 árboles, entre los que hay de las especies fresno (protegida por la Ley de Salvaguarda), eucalipto, palma canaria, ficus, olmo chino y grevilea.

De acuerdo con Ricardo Olvera, director de Construcción de Proyectos Especiales de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), “de manera inicial se tienen contempladas 40 afectaciones” en raíces, tala, poda o trasplante; los árboles corresponden al tramo del camellón y la banqueta de Río Mixcoac a Minerva, es decir la zona que establece el proyecto inicial autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema).

Los árboles localizados de Minerva a avenida Insurgentes en riesgo de ser talados o afectados aún no se contabilizan ni cuentan con autorización de Sedema. Al respecto, Olvera manifestó que se encuentran en diálogo con la Secretaría para revisar “el ingreso y la autorización de la zona que se va a afectar”.

Olvera indicó que la justificación para que dicha ramificación se construya es para dar viabilidad de que el proyecto funcione y no colapse la zona. “Esta ramificación es necesaria”, insistió, mientras que vecinos de la zona expusieron que la modificación del trazo se debe a que el proyecto está mal realizado, pues las autoridades desconocían la ubicación de las tuberías.

De acuerdo con el funcionario, a pesar de que el 90 por ciento del trabajo se realizará sobre la vía, sí se afectará el camellón, debido a la colocación de pilas de hasta 15 metros de profundidad. Sin embargo, Olvera se comprometió a que durante el proceso de perforación se revisará si algún árbol se puede salvar, con el propósito de “bajar el número de afectaciones”.

Vecinos inconformes, que temen un nuevo “ecocidio”, exhortaron a las autoridades a no derribar ni un árbol más y a “no tocar” Barranca del Muerto, pues aseguran que no es necesaria dicha ramificación. “Nuestra petición es que detengan todo, que saquen las máquinas y nos reunamos con Derechos Humanos, Contraloría y con las instancias necesarias para llegar a un acuerdo”.

La Secretaría de Obras acordó que durante Semana Santa no se afectarán árboles, pero advirtió que la perforación no se detendrá. (Mariana Malagón)

comentarios

Artículos relacionados