Ciudad de México, noviembre 28, 2022 01:54
Historia

Otorgan premio Princesa de Asturias al arqueólogo Matos Moctezuma, que acusó al gobierno de AMLO de ‘manipular la historia’

Destaca jurado del premio el “extraordinario rigor intelectual” del galardonado, que ha cuestionado medidas del Presidente y la jefa de Gobierno de CDMX.

STAFF/LIBRE EN EL SUR

El arqueólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma, que ha disentido en repetidas ocasiones ante medidas tomadas por los gobiernos  del presidente Andrés Manuel López Obrador y la jefa de Gobierno Claudia Sheibaum Pardo, recibió este martes el premio internacional Princesa de Asturias en Ciencias Sociales.

En 2020, el primer director del Proyecto Templo Mayor cuestionó la decisión de ambos gobernantes morenistas de establecer la fecha de la fundación de México-Tenochtitlan en 1321, cuando las fuentes históricas apuntan que la verdadera fecha de la fundación de la capital del imperio mexica fue en 1325.

Esto fue calificado por Matos Moctezuma como una “manipulación de la historia”.

Reunido en Oviedo, España este 18 de mayo, el jurado del premio Princesa de Asturias destacó las excepcionales cualidades científicas de Matos, especialmente por propiciar el diálogo contemporáneo con las culturas prehispánicas.

“Por su excepcional contribución al conocimiento de las sociedades y culturas prehispánicas. Con este fallo, el jurado quiere reconocer el extraordinario rigor intelectual del premiado para reconstruir las civilizaciones de México y Mesoamérica, y para hacer que dicha herencia se incorpore con objetividad y libre de cualquier mito”, se expuso en la ceremonia de anuncio del galardón.

El jurado subrayó que Matos Moctezuma, nació en la Ciudad de México en 1940, ha destacado principalmente como el fundador y primer director del Proyecto Templo Mayor, uno de los proyectos arqueológicos más celebrados del mundo y que el jurado.

“Sus trabajos e investigaciones en Tula, Teotihuacán y, muy especialmente, en el Templo Mayor de Tenochtitlán, constituyen, por la intensidad y la continuidad de las investigación de campo, páginas ejemplares del desarrollo científico de la arqueología y del diálogo fecundo con el pasado entre culturas distintas y entre las ciencias sociales y humanas”, se leyó.

Por su parte, el galardonado celebró en declaración a la Fundación Princesa de Asturias la concesión del premio como una reivindicación, dijo, entre los lazos de España, país que entrega la distinción, y México.

“El Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales es para mí un altísimo honor que mucho agradezco. México y España son países hermanos que están unidos por lazos indisolubles y deberán estrechar aún más sus relaciones. Este galardón me llena de orgullo y llegan a mi memoria los nombres de mis maestros, que me formaron en el campo de la antropología y, en particular, de la arqueología”, aseguró.

Y agradeció a la UNAM y a su rector, Enrique Graue, por haberlo propuesto para recibir el galardón, así como a la Academia Mexicana de la Lengua y a su presidente, Gonzalo Celorio, por las mismas razones.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas