Ciudad de México, mayo 26, 2024 14:59
Francisco Ortiz Pinchetti Opinión

POR LA LIBRE / Chalecos guindas

Los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva de sus autores.

El claro objetivo de esas acciones es ganarse la voluntad de los electores en Benito Juárez, la alcaldía insignia, con la pretensión de infligir ahí una derrota a la oposición que repercutiría automáticamente en las otras ocho demarcaciones “adversarias” de la auto llamada Cuarta Transformación…

POR FRANCISCO ORTIZ PINCHETTI

A medida que se acercan las elecciones generales de 2024, el activismo poco discreto de Morena a través del gobierno de Ciudad de México se intensifica. Esto es más evidente en las alcaldías ganadas por la oposición en 2021.

El resultado de esos comicios, que significaron de hecho para Morena la pérdida de la Ciudad de México, fue un duro golpe para la jefa de Gobierno y para el propio Presidente de la República.

Es evidente que esa campaña adelantada tendiente a recuperar la capital del país, clave además para el resultado de la elección presidencial del año próximo, tiene particular énfasis en la alcaldía Benito Juárez, considerada el bastión del Partido Acción Nacional, que ha gobernado esa demarcación desde el año 2000, hace 23 años.

Lo más grave no es el color de los chalecos, sino que se empleen recursos, materiales y personal del gobierno de la capital para esos fines evidentemente proselitistas...”

A la vez que se ha emprendido una estrategia mediática para desprestigiar a los gobiernos panistas a través de sucesivas denuncias públicas sobre presuntos ilícitos relacionados con el desarrollo inmobiliario de la alcaldía juarense (auspiciada por cierto desde 2001 por el Bando 2 de Andrés Manuel López Obrador cuando era gobernante del entonces Distrito Federal), se despliega una serie “asambleas ciudadanas” de información así como la realización de eventos en los que se ofrecen de apoyos legal, servicios médicos y legales, abasto de alimentos, orientación de seguridad pública y agilización de trámites en las llamadas Ferias del Bienestar.

El claro objetivo de esas acciones es ganarse la voluntad de los electores en la alcaldía insignia, con la pretensión de infligir ahí una derrota a la oposición que repercutiría automáticamente en las otras ocho demarcaciones “adversarias” de la auto llamada Cuarta Transformación.

Nada incorrecto habría en llevar a acabo acciones de gobierno que prestigien a la administración de Claudia Sheinbaum Pardo con una intención finalmente electoral. Lo grave es que se empleen recursos, materiales y personal del gobierno de la capital para esos fines evidentemente proselitistas.

Un ejemplo de eso son precisamente estas Ferias del Bienestar, que en el caso de Benito Juárez se han celebrado sucesivamente en parques como Hundido, el San Lorenzo, el de la colonia Postal, etcétera, etcétera. En ellos, por supuesto, los empleados de diversas secretarias del gobierno de CDMX, como seguridad Ciudadana, Finanzas, Cultura, Educación, Salud y la Central de Abastos que atienden a la ciudadanía de manera absolutamente gratuita portal invariablemente los chalecos de color guinda que son distintivos del partido de la jefa de Gobierno y el Presidente de la República, Morena.

La verdad es que más bien habría que llamar a esos eventos promocionales “Feria del Voto”.

Como un antecedente indicativo está el hecho de que a mitad del sexenio, en 2021, el gobierno capitalino transformó inopinadamente su imagen mediante el cambio de su color oficial verde-gris por el guinda característico del movimiento lópezobradorista.

La intensidad de las acciones proselitistas, cada vez más abiertas y dría yo que descaradas que hemos aquí repasado, revelan por otro lado una suerte de desesperación de la mandataria ante las perspectivas que marcan las encuestas, según las cuales el predominio de la oposición en esas sus alcaldía se mantiene y las preferencias electorales en la capital se cierran cada vez más.

Lo anterior, por supuesto, al trabajo de campo igualmente intenso que realizan las brigadas de la “4T”, cuyos miembros lucen también chalecos guindas idénticos a los del Gobierno,  que recorren nuestras colonias para promover los programas sociales como el de la pensión para adultos mayores, clave para los fines electorales de Morena.  

Independientemente del efecto que logren estas estrategias en el ánimo de los electores, deberemos por lo visto acostumbrarnos a la presencia cada vez mayor de los empleados-activistas con sus chalecos guindas. Válgame.  

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas