Ciudad de México, octubre 29, 2020 12:23
Alcaldía Benito Juárez Ciudad de México Delegación Benito Juárez Medio ambiente

Provoca escándalo en redes tala múltiple para ampliar Galerías Insurgentes; llaman a boicot comercial contra Liverpool

MARIANA MALAGÓN

Durante meses prevaleció la incertidumbre de los vecinos de Actipan con respecto al momento en que se encenderían las sierras para talar 68 árboles, con el permiso de la autoridad capitalina, a fin de construir en su lugar estacionamientos y cines como parte de una ampliación de Galerías Insurgentes.

La lucha de ellos había sido una proeza: por dos años lograron detener el ecocidio. Finalmente, la mañana del jueves 15, reconocieron el ruido terrorífico que anunciaba el inicio de los derribos. Pero el hecho también detonó un escándalo en las redes sociales, tan pronto se difundió un video de Los Supercívicos y las informaciones de Libre en el Sur.

Hasta ahora es desconocido el número de árboles que han sido afectados por las sierras de Liverpool para imponer 2,500 cajones de estacionamiento, nueve salas de cines y locales de comida rápida, en plena zona habitacional.

Pero en Facebook y Twitter, principalmente, los usuarios clamaron por la “acción directa” para impedir un mayor daño por parte de la empresa, y acusaron la complicidad de la Secretaría del Medio Ambiente, a cargo de Tanya Müller. Al mismo tiempo, fue común el llamado a realizar un boicot comercial contra Liverpool.

“Siempre y toda la vida lo han hecho. Con dinero baila el perro”, comentó un lector a las informaciones de Libre en el Sur. “Pero seguimos comprando y visitando estos centros de comercio; habría que hacer algo que realmente afecte a estas tiendas”.

“Mientras exista la corrupción no se podrá parar esto. Necesitamos un cambio radical y solo lo podremos hacer los ciudadanos”, dijo otra lectora, entre decenas de comentarios.

Vecinos integrados en el colectivo Vive Actipan, que por meses han defendido dignamente los árboles, a pesar de no contar con el apoyo de autoridades de los tres niveles de gobierno, se manifiestan hartos e impotentes. “Estamos tristes, cansados de tantas juntas y tantas mentiras”, expresó Carmen Flores. “Ni siquiera nos dicen  cuáles árboles van a tirar”.

Por su parte Sergio Ricco, uno de los principales activistas, denunció una vez más que “se están violando normas ambientales, de protección a la tierra y el Programa Delegacional de Desarrollo Urbano (PDUD)”.

De acuerdo con PDDU en BJ, efectivamente, al inmueble ubicado en calle Oso 51 le corresponde la zonificación H4/, es decir, uso habitacional con cuatro niveles máximos de construcción, 20% mínimo de área libre, densidad baja. Donde el uso de suelo para salones, centros comerciales y salas de cine se encuentra prohibido.

Además, la ampliación del centro comercial implicaría que la cimentación se anclaría a las viviendas colindantes, por lo que sufrirían algún daño. Los residentes temen que la  circulación vehicular colapsará, pues se trata de una zona habitacional con calles angostas y no de una comercial.

Libre en el Sur dio a conocer oportunamente que el Gobierno del Distrito Federal autorizó en 2013 la tala de dichos árboles a cambio del pagar 447 mil 491 pesos, de acuerdo a la resolución administrativa de la SMA, con folio 0159771/2013.

comentarios

Artículos relacionados