Ciudad de México, septiembre 22, 2020 03:01
Ana Patricia Báez Opinión

Puentes peatonales

La mayoría de los puentes peatonales son inaccesibles para personas con discapacidad, mujeres, infantes y personas adultas mayores.

POR PATRICIA BÁEZ

En la Ciudad de México hasta el año pasado se tenían contabilizados 1,059 puentes peatonales de los cuales solo 191 tienen jaula, 35 cuentan con rampas, solo 15 tienen elevador y los 818 restantes son básicos.

Como podemos ver la mayoría de estos puentes peatonales son inaccesibles para personas con discapacidad, mujeres, infantes y personas adultas mayores; esta infraestructura interrumpe la accesibilidad de personas con movilidad restringida, lo cual los hace complicados y en algunos casos imposibles de transitar y dan cabida a vandalismo y problemas de inseguridad.

Por estas razones, los mal llamados puentes peatonales son todo menos peatonales o accesibles por lo tanto han caído en desuso y son contradictorios con los fines y alcances de la normatividad vigente de la Ciudad de México.

Cada puente construido privilegia al uso del automóvil y pone en desventaja a las y los peatones, especialmente a niñas y niños que transitan por zonas escolares y transeúntes que no encuentran condiciones de bienestar físico.

Es por eso que desde el Congreso de la Ciudad, he hecho un exhorto a la Secretaría de Movilidad y al Gobierno de la Ciudad de México, para que los puentes peatonales se adecuen a los requerimientos técnicos para facilitar la movilidad, accesibilidad y seguridad. Así como para qué se sustituyan los puentes peatonales en vías secundarias para crear cruceros y pasos peatonales seguros.

comentarios

Artículos relacionados