Ciudad de México, diciembre 1, 2020 11:25
Libre en el Sur

Reabiertas, la mitad de las ‘construcciones irregulares’ suspendidas por Jorge Romero, reconoce oficialmente la DBJ; de 113, ya están trabajando 53, precisa

De manera oficial y por escrito, la Delegación Benito Juárez puso en evidencia a su propio titular, Jorge Romero Herrera, al informar que de las 113 construcciones irregulares que el delegado panista ha “suspendido” desde el pasado 21 de febrero –cuando anunció ante los medios de comunicación su programa para erradicar las obras irregulares en la demarcación— prácticamente la mitad, 53, han sido reabiertas y reanudaron ya sus sus actividades como si nada, algunas de ellas inclusive de preventa.

En respuesta a una solicitud de información formulada por Libre en el Sur ante la Oficina de Información Pública de la Delegación (OIP), la dependencia tuvo que reconocer tácitamente que son falsas las cifras alegres de Romero Herrera.

La pregunta, textual, fue: “Cuántas construcciones han sido suspendidas desde el 21 de febrero de 2013 a la fecha en la delegación Benito Juárez y cuántas de ellas han sido reabiertas en el mismo lapso”. La respuesta de la Unidad Procedimental y de Amparos de la Dirección General Jurídica y de Gobierno, textual, fue: “Me permito informarle que después de haber realizado una búsqueda en los archivos de esta Unidad, se obtuvo que del veintiuno de febrero de dos mil trece a la fecha se han suspendido 113 construcciones, de las cuales se han reabierto 53” (sic). (Oficio DFJG/DJSJ/UDPA/9872/13, de fecha 19 de junio de 2013).

El 21 de febrero pasado, en conferencia de prensa, el jefe delegacional de Benito Juárez presentó su “Programa Integral de Reordenamiento de Obras Irregulares” y mencionó la existencia ya de un padrón integrado por 209 obras de esa naturaleza, las cuales serían cerradas por la autoridad, a razón de tres cada día. Romero Herrera aseguró textualmente que había instruido a la Dirección General Jurídica y de Gobierno “para que genere la revocación de manifestaciones de construcción en 209 solicitudes detectadas como irregulares en la DBJ”. Personalmente encabezó la colocación de sellos en las tres primeras obras ente cámaras y micrófonos, ese mismo día (foto).

Por supuesto, incumplió con la promesa de suspender tres obras irregulares cada día. Inquirido al respecto por el diario Reforma, salió con que “ello es material y humanamente imposible”. Sin embargo, siguió presumiendo una a una la “suspensión de obras irregulares”, sin aludir por supuesto a las que, pasados unos días o semanas, habían ya reanudado su actividad, como si nada, una vez subsanada la causa de su cierre, que en la inmensa mayoría de los casos no tiene que ver con violaciones al uso del suelo. En ningún caso se ha ejecutado la revocación de la manifestación de construcción correspondiente.

comentarios

Artículos relacionados