Ciudad de México, diciembre 5, 2020 01:50
Noviembre 2020

¡Recórcholis! / Encerrados en casa

No puedo ir a ver a mi abuela porque está muy lejos de mi casa, en otra Ciudad y además hay mucha pandemia, mi abuela es muy viejita y no podemos verla todavía, la extraño.

JUAN MATEO BALCAZAR / 5 AÑOS

El Coronavirus nos ha tenido muy encerrados en casa, es un poco aburrido. No podemos acompañar a nuestros papás al mercado, tampoco podemos salir de casa si no tenemos cubrebocas. Es necesario traer un cubrebocas para salir a la calle y que no te infecte el Coronavirus. Una forma de desinfectarse del Coronavirus es poniéndose gel. Todos los que van a los restaurantes y a las calles, se ponen gel. Siempre deben frotarse las manos con gel todo lo que puedan, para que el Coronavirus no los infecte.

Por ejemplo, a mi padrino le dio Coronavirus, pero ya se recuperó, porque él es doctor y se curó solo y fue muy valiente, mi abuelo también tuvo Coronavirus, se le quitó y ya pude verlo. Si tu abuelo o tu abuela, están en otra casa, solo debemos hablarles por teléfono o hacerles videollamada para saludarlos. Todos nos hemos preguntado ¿cuándo podremos salir a ver a los abuelos?

Mi cumpleaños fue en marzo y no pudieron venir mis amigos de la escuela a mi pastel de Legos, rompí una piñata de Creeper y todos los dulces me tocaron a mi.  También los cumpleaños de mis dos papás los pasamos en casa y comimos pastel. Primero me gustaba mucho estar en casa y no ir a la escuela, era genial, podía jugar todo el tiempo Mincraft, Hello Neighbor, armar Legos y jugar con mis papás y mi mamá, a las escondidas.

Antes de entrar a mis clases en línea, fui a Pátzcuaro a visitar a mi tía Carisa, tampoco pudimos salir a la calle, pero allí en su casa hay un teatro y hace unos videos que se llaman Creando con Carisa que salen en Youtube, lo pasé muy bien jugando a que yo era actor y hacía videos que se llamaban Creando con Matpi.

Ahí, en la casa de mi tía Carisa, hay un gato que se llama Simón, es gordo y anda por todo el bosque. Mi tía y yo encontramos un gato amarillo, es pequeño y le pusimos “Michi”, le dimos leche y croquetas. Me gusta mucho ir a Pátzcuaro.  Ahora no puedo ir porque tengo clases. Las clases en línea son muy aburridas, eso ya lo sabemos. Ya regresé a clases de natación, me gusta mucho nadar.

No puedo ir a ver a mi abuela porque está muy lejos de mi casa, en otra Ciudad y además hay mucha pandemia, mi abuela es muy viejita y no podemos verla todavía, la extraño. Cuando hablo con ella, me dice que cuando vaya a su casa ya no me va a reconocer porque he crecido mucho. Pero sí hemos hecho videollamadas para que me vea lo grande que estoy.

No les he dicho, me llamo Juan Mateo Balcázar Reséndiz, tengo 5 años y vivo en la Ciudad de México. Hasta aquí el informe del Coronavirus.

comentarios

Artículos relacionados