Ciudad de México, junio 18, 2024 16:40
Alcaldía Benito Juárez

Repite Sacmex las mentiras de hace 16 años sobre pozo en parque de San Lorenzo

Se pretende imponer obra de 300 metros de profundidad en parque protegido por Ley de Patrimonio Cultural

El pozo restituiría a otro, que se secó, en la Alcaldía Álvaro Obregón, donde el gobierno de Claudia Sheinbaum autorizó la construcción de seis torres de 40 pisos.

En 2007 el Sistema de Aguas engañó con que el agua era para los vecinos de allí; Libre en el Sur descubrió los documentos oficiales donde se precisaba que el agua era para Iztapalapa, semillero de votos de la izquierda. La revelación fue determinante en la cancelación del proyecto.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Casi con las mismas palabras, descubiertas como grandes mentiras por este periódico hace 16 años, los ingenieros del Sistema de Aguas de Ciudad de México (Sacmex) repiten la perorata para imponer en el contexto político-electoral del año entrante la perforación de un pozo de agua, de 300 metros de profundidad, en el Parque de San Lorenzo, en la colonia Tlacoquemécatl del Valle.

Efectivamente, en una reunión la noche de este miércoles, representantes del Sacmex provocaron la molestia de vecinos al inisitir que el agua extraída de ese pozo será exclusiva para los habitantes de la colonia, cuando en realidad está reemplazando a otro que se secó en la alcaldía Álvaro Obregón, donde el gobierno de Clauida Sheinbaum autorizó –contra la ley también, por tratarse de la colonia Jardínes del Pedregal una zona patrimonial– megaobras habitacionales con la argucia del Políogono de Actuación, como se ha documentado ampliamente aquí.

Los vecinos de Jardínes del Pedregal, efectivamente, han emprendido diferentes acciones legales para frenar la construcción de seis torres de 40 pisos cada una, en una zona colapasada ya por el exceso de tráfico y la deficiencia en el suministro de servicios, particularmente el agua.

Es decir que en tanto Sacmex argumenta a los vecinos de Tlacoquemécatl del Valle que ya no es suficiente el suministro en la colonia debido a que se neceesita en Álavro Obregón, el mismo gobierno da luz verde a devastadores proyectos inmobiliarios ¡en Álvaro Obregón!

Ello, además de que se comenzó a destruir la barda de una cancha de voleibol sin avisar a los propios vecinos e informarles lo que allí se pretende.

En el parque de San Lorenzo se ubica una capilla colonial, construida por los franciscanos en el siglo 16, una verdadera joya en tratándose de una de las primeras construcciones religiosas de la Nueva España.

Fundamentado en los hundimientos de la ciudad, que ya son alarmantes, desde 1954 está prohibido construir nuevos pozos. Desde entonces el recurso de la autoridad capitalina para seguir extrayendo agua del subuselo en un mundo sobre explotado ambientalmente y en torno al calentamiento global, ha sido la restitución.

Al mismo tiempo se ha abandonado la red de suministro, por donde se fuga cuando menos el 45% del agua, mucha de la cual llega limpia desde el Sistema Cutzamala, lo que provoca que se pierda presión. Tradicionalmente BJ se ha alimentado de la red proveniente del Cutzamala, por el poniente de la ciudad, de tal forma que no debería tener problemas de escasez.

Libre en el Sur descubrió, con documentos oficiales hace 16 años, que el dicho por parte de Sacmex de que el agua del pozo de San Lorenzo sería para los vecinos de allí, que en realidad estaba destinado para llevar agua a Iztapalapa, semillero de votos de la izquierda.

Aquella revelación fue definitiva en la cancelación del proyecto, después de que el gobierno de Marcelo Ebrard llegó al punto de mandar al Cuerpo de Granaderos para retirar un plantón de vecinos, la mayoría mujeres y adultos mayores.

Decir que el agua es para los vecinos de la colonia es desmentido por la lógica común, pues ese líquido debe ser tratado en plantas potabilizadoras antes de entregarse a los consumidores. Ninguna de las plantas existentes se encuentra en las cercanías del parque.

En dicha reunión, los vecinos reiteraron que de ninguna manera permitirán que se perfore un pozo en el parque, donde se han librado diferentes batallas en su defensa durante tres décadas, desde no permitir puestos ambulantes ni tianguis hasta la construcción de un estacionamiento subterráneo, además del triunfante movimiento del 2007 en contra del pozo.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas