Ciudad de México, septiembre 22, 2021 19:54
Elecciones 2021 Política

Se vive en México crisis de expectativas no resueltas y decepción en la democracia

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Más que una crisis de representación de los partidos políticos, los mexicanos vivimos una severa crisis de expectativas políticas no resueltas, que han generado una profunda decepción en los logros de la democracia y en los resultados de los políticos y los legisladores, quienes en realidad no representan los intereses de sus comunidades.

Especialistas y académicos expertos en materia electoral aseveraron que la expectativa que se tenía en el cumplimiento de promesas de campaña a principios del presente siglo se convirtió con los años en una fuerte decepción y en descrédito para los partidos políticos, mismos que no han logrado ganarse la confianza del electorado en más de dos décadas.

Convocados por México Justo,org AC a la mesa de dialogo ¿Cómo afecta esta crisis en el proceso electoral 2021 y qué consecuencias puede tener?, expusieron las practicas constantes de los partidos políticos mexicanos que los han llevado a no tener la suficiente representatividad de los ciudadanos.

Yuri Gabriel Beltrán, consultor independiente y catedrático de la UNAM, afirmó que los partidos no han sabido crear los incentivos necesarios para mejorar las propuestas y cumplirlas en beneficio de la gente.

México tiene años de retraso en inversión de educación cívica, recalcó, que permita concientizar tanto a los políticos como a los ciudadanos, lo que se traduce en un profundo desinterés de la población y en una clara ausencia de esfuerzos por crear equipos de trabajo que desarrollen eficientes proyectos sociales

Asimismo hizo un llamado a no caer en la tentación de recortar recursos para los organismos constitucionales, ya que lo que se necesita es inyectar dinero a las instituciones electorales para que cumplan profesionalmente con sus atribuciones.

Por su parte, Amalia Pulido Gómez, investigadora de la División de Estudios Políticos del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), afirmo que el escaso 12% de la población mexicana que afirma sí confiar en los partidos políticos, se debe a que éstos se conducen en nuestro país con una lógica oportunista y no de representación.

Los partidos en México no tienen una verdadera agenda, no presentan posturas definidas sobre temas importantes, existen partidos difusos y muchos de ellos están más enfocados en conseguir votos para obtener recursos, oficinas y bienes, es decir muchos de ellos son “partidos  tragalotodo”.

De igual manera el “transfuguismo político o chapulines políticos profesionales sin ideología” ha sido un fenómeno que confunde a la ciudadanía en un proceso que ha agotado la visión democrática de los partidos políticos y propiciado un hartazgo social.

La académica afirmó que al interior de los partidos los procesos de elección igualmente se han deteriorado, existen militancias fatigadas y enojadas con procesos internos simulados como el caso de las 15 candidaturas de Morena para gobernador, mismas que fueron escogidas por el presidente de la república o por el presidente de ese partido.

México llega a esta votación, dijo, con una ciudadana polarizada como nunca, lo que sin embargo no debe detener el que los cuídanos hagan una atenta y constante revisión del quehacer de los candidatos ganadores para exigir cumplimiento y rendición de cuentas.

Por su parte, Juan Carlos Pérez Góngora, presidente de México Justo.org AC, coincidió en la necesidad de generar cultura cívica entre los mexicanos e hizo hincapié en el desconocimiento que tiene la población sobre sus candidatos y propuestas, mismo que se refleja en todos los estratos sociales.

“No veo en México a un ciudadano empoderado y no veo en una juventud interesada en el tema, por lo tanto, hay mucho trabajo por hacer ya que las elecciones y la educación cívica es tarea de todos”, en especial la necesidad de llegar a quienes toman decisiones a través de una mayor vinculación con los representantes cuídanos en los congresos locales y federal.

Por último Juan Carlos Rayón, consultor y estratega electoral municipal certificado, habló sobre da necesidad de profesionalizar a los candidatos y a sus campañas en México.

Reconoció que hay una crisis de representación partidista por el abandono en el que se tiene a los ciudadanos, debido al desinterés y descimiento que los candidatos y funcionarios tienen de las comunidades, en especial en los municipios.

Un marketing político eficiente debe pasar por el análisis, la investigación, la estrategia y la eficiente aplicación de las decisiones, lo que debe suponer el conocimiento del humor social y las necesidades comunitarias.

El experto comentó que no existe un perfil académico ideal de los candidatos ya que, aunque si bien es mejor que tengan estudios superiores, en ocasiones los candidatos que no los tienen pero que conocen la realidad y las necesidades de la gente pueden llegar a ser buenos representantes si deciden aprender de temas como transparencia o respeto las leyes.

La bienvenida a los participantes en esta mesa de diálogo fue hecha por Genaro Góngora Pimentel, presidente del Consejo Académico de México Justo.org AC, quien afirmó que los partidos políticos deben ser el medio fundamental de expresión y procesamiento de las demandas ciudadanas, sin embargo, en México existe una innegable crisis de representación y evidentes debilidades en sus estructuras debido a conflictos internos.

comentarios

Artículos relacionados