Ciudad de México, octubre 25, 2020 00:54
Libre en el Sur

Termina gestión Romero-Amezcua en DBJ en fracaso ambiental: Derriban 426 árboles… ¡y siembran sólo 256!

Sin siquiera cumplir con los ordenamiento a los que la legislación ambiental obliga en materia de reforestación, la gestión panista en la Delegación Benito Juárez, que inició con Jorge Romero Herrera y que terminará con su incondicional Ricardo Amezcua, concluye en un rotundo fracaso en materia ambiental.

Y es que en la demarcación juarense, donde de acuerdo a cifras oficiales existe un déficit de áreas verdes y de por sí han sido talados cuando menos 13 mil árboles durante las últimas cuatro administraciones panistas, según ha consignado en diferentes momentos Libre en el Sur, resulta que, de acuerdo con el informe de gobierno relativo al último trimestre del año 2014 y a los dos primeros del 2015, en ese lapso se derribaron 426 ejemplares, mientras que sólo se sembraron 265.

Ello, sin contar con los dos centenares adicionales que en el mismo periodo tiró el Gobierno del DF para dar paso a un deprimido vial, de lo que no se ha visto de las autoridades delegacionales ni una queja de inconformidad, a pesar de las reiteradas denuncias vecinales.

De acuerdo con el artículo 61 de la Ley Ambiental del Distrito Federal, toda persona que derribe un árbol público con autorización deberá restituirlo con cuatro ejemplares de la misma especie, es decir que si en este caso fueron retirados 456 árboles debieron ser sembrados 1704 ejemplares.

En cambio, según su propia información, la DBJ apenas ha repuesto la mitad de un árbol por cada uno de los que retiró, en claro incumplimiento de la normatividad.

comentarios

Artículos relacionados