Ciudad de México, octubre 25, 2020 15:05
Libre en el Sur

Atenor Salas: Una colonia con más problemas que sus 16 cuadras

Para los vecinos de esta colonia, ubicada en los linderos de las delegaciones Benito Juárez y Cuauhtémoc, se trata del “rincón más olvidado” por parte de las autoridades.

Por Mariana Malagón

Ubicada en el norte de la delegación Benito Juárez, a la orilla del Río de La Piedad, se encuentra la colonia Atenor Salas; que debe su nombre al asiduo defensor del problema agrario que sufrió el país durante la Revolución Mexicana, quien diseñó una propuesta conocida como Solución Salas que envió a Emiliano Zapata, general del Ejército Libertador, en septiembre de 1914.

Debido a que se localiza en el límete con la delegación Cuauhtémoc y a su tamaño, cuenta con apenas 16 cuadras; se encuentra prácticamente en el abandono gubernamental. Pero no en el olvido de los desarrolladores inmobiliarios, quienes han descubierto un lugar óptimo para sus construcciones: en menos de dos años se han construido seis edificios habitacionales y actualmente tres más se encuentran en proceso.

De acuerdo con Javier Torres, vecino de la colonia, Atenor Salas es “el rincón más olvidado de la BJ”, lo que se puede ver en el estado de las calles o la falta de poda. “Tenemos un grave problema de drenaje, con las lluvias se inundan las casas y el apoyo de la DBJ tarda en llegar”, ejemplificó.

Por otro lado, los desarrolladores inmobiliarios se han interesado en la colonia, principalmente sobre avenida Obrero Mundial, en donde “están construyendo mucho, no terminan uno cuando ya empezaron a construir otro”, se queja Javier. Denuncia el caso del edificio ubicado en la esquina de Doctor Andrade número 476, que se construyó durante la administración de Jorge Romero; quien permitió que el desarrollador dejara mal construidas las banquetas para personas con sillas de ruedas.

Para Torres, el icono de la colonia es el puente peatonal que se encuentra sobre la calle Zempoala, que cruza el Viaducto, ya que es utilizado por los delincuentes de autopartes, que provienen de la colonia Buenos Aires. “Se supone que tenemos un policía en bicicleta, potro o patrulla”, indicó. Pero al momento del recorrido, no se encontró a ningún elemento de seguridad pública… A pesar de las quejas vecinales, nadie asume la responsabilidad, ni la DBJ, ni la delegación Cuauhtémoc o el gobierno federal.

Otro problema en la colonia, según cuenta Torres, es que las grúas entran y se llevan los automóviles que estén estacionados en sentido contrario al de la calle. “Es la modalidad de los agentes de tránsito dentro de la colonia, para cumplir su cuota diaria: si les falta ya saben que aquí la pueden encontrar”, ironiza el residente.

comentarios

Artículos relacionados