Ciudad de México, octubre 26, 2020 18:49
Libre en el Sur

Cierra Gobierno del DF la mitad de los casinos en la Benito Juárez; la Delegación panista los toleraba

El Gobierno del Distrito Federal intervino cinco de los 10 casinos que funcionaban en la Delegación Benito Juárez y que eran tolerados por la administración local encabezada por el panista Jorge Romero Herrera; en esta demarcación operaba el mismo número de centros de juego que en toda la ciudad de Monterrey, y representaban más del 25 por ciento de los existentes en la ciudad de México.

El operativo conjunto entre el Instituto de Verificación Administrativa, la Secretaría de Gobierno y la policía capitalinos tuvo lugar la noche del miércoles 24 e incluyó la suspensión del Casino Life, ubicado en Insurgentes Sur 1288, colonia Tlacoquemécatl Del Valle; el Caliente, en Nueva York 315, colonia Nápoles; el Emotion, en Patriotismo 671, colonia San Juan Mixcoac, y el Palace, ubicado en Insurgentes Sur 878 A, colonia Del Valle.

De acuerdo con el diario Reforma, otro casino más, el Play City localizado en el Centro Armand (Insurgentes Sur 1391), no pudo ser verificado porque se encuentra desmantelado desde hace un mes. Los dueños de los casinos tienen ocho días para presentar documentos que acrediten que cuentan con permisos tanto locales como federales para operar con ese giro.

En la columna editorial “Templo Mayor” de Reforma se publicó este jueves 25: “No es para amarrar navajas, pero más de un panista debe haber pasado la noche en vela, por culpa de los casinos.

“Y no porque sean adictos a los juegos de azar, sino porque el gobierno del DF se lanzó a suspender cuatro de los 10 casinos que operaban en la delegación Benito Juárez, de larga tradición de gobiernos blanquiazules.

“A ver si en el transcurso de las investigaciones no resulta que algún ex delegado –si no es que también el actual Jorge Romero—jugó con los dados cargados a la hora de autorizar permisos. ¡Bingo!”.

El pasado 22 de septiembre, la asociación Vive BJ reveló que en Benito Juárez hay un casino por cada 38 mil 543 habitantes, mientras que en Tijuana la ciudad mexicana con más casinos, con 20 centros de apuesta, la proporción es de 1 casino por cada 77 mil habitantes; en Mexicali que tiene 13, la proporción es de 1 por cada 72 mil; en Hermosillo con 12 casinos, la proporción es 1 casino por cada 65 mil habitantes, mientras que en Monterrey con 10, igual que la Delegación Benito Juárez, la proporción es de 1 por cada 113 mil habitantes.

Por esta razón, la Asociación Civil Vive BJ presentó denuncias ante el Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal y de la Dirección de Gobierno de la Delegación Benito Juárez con el objetivo de que sean verificados y en su caso clausurados, entre los que se encontraban los recién suspendidos. Sin embargo, la organización pedía la verificación de otros dos, que están pendientes: Bingo Joker, ubicado en Avenida Insurgentes Sur 1605, colonia San José Insurgentes, y Monarca Casino, en Insurgentes Sur 953, colonia Nápoles.

El documento presentado ante las autoridades alega que los casinos no cuentan con permisos para operar como tal, sino que en realidad obtuvieron un aval para funcionar como establecimiento mercantil de giro restaurante o bar, lo que sin duda representa una actitud permisiva de las autoridades delegacionales.

El INVEA respondió a través de otro oficio a la AC, que a partir del pasado 12 de septiembre comenzó el proceso de verificación administrativa a estos lugares.

En tanto, el estudio realizado por Vive BJ alerta que los casinos, por lo general, están directamente asociados con la comisión de delitos como el lavado de dinero, las apuestas ilegales, consumo de drogas, entre otros, que pueden afectar la vida de los habitantes de la Delegación. Este tipo de lugares, indica, no deben existir en una zona de la ciudad considerada totalmente habitacional y cuyo uso de suelo comercial se limita a establecimientos mercantiles de bajo impacto.

comentarios

Artículos relacionados