ADRIANA RODRÍGUEZ

La historia del Complejo Olímpico México 68 es basta. Tanto que quizá no haya una sola persona que la conozca en su totalidad. Además de los Juegos Olímpicos, ha sido escenario también de Juegos Panamericanos, Juegos Centroamericanos y la Serie Mundial de Clavados.

México 68. Cumpleaños. Foto: Alcaldía de Benito Juárez.

 

Este complejo es un espacio icónico para el deporte nacional, pues fue en este lugar donde Felipe ‘El Tibio’ Muñoz obtuvo la medalla de oro y hasta el momento esta es la única presea dorada que México ha ganado específicamente en natación.

‘El Tibio’ observa las astas que aún se conservan en el lugar y pareciera que el tiempo regresa cuando ese muchacho de prepa, a pesar de los nervios de competir a nivel mundial en su  tierra y frente al campeón del mundo, logra esa hazaña que no se ha repetido para México.

 

El Tibio Muñoz. Medalla de Oro.. Foto: Especial.

 

“Estaba parado en el pódium y cuando vi la bandera sentía una emoción muy grande, quería cantar el himno, pero no pude, tenía un nudo en la garganta y aunque no quería, se me salieron las lágrimas”, comenta en entrevista el medallista.

“Ver las banderas de la Unión Soviética y de Estados Unidos al lado de la mexicana para mí fue muy emocionante”, recuerda mientras observa a los jóvenes y niños que se encontraban en la alberca Francisco Márquez a quienes les daba indicaciones.

Esos niños y jóvenes le recordaron al Felipe Muñoz de 17 años que luchó por un sueño y ahora, 50 años después les dice “busquen oportunidades, sueñen en grande”.

50 años de historia. Foto: Alcaldía de BJ.

 

El complejo olímpico se inaugura de manera formal el 13 de septiembre de 1968, unos días antes de iniciar los juegos olímpicos que se llevaron a cabo en México ese mismo año y que fueron encabezados por el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz.

Creada por los arquitectos Manuel Rosen Morison, Antonio Recamier Montes y Edmundo Bringas, esta edificación comprende el gimnasio olímpico Juan de la Barrera, así como la alberca olímpica Francisco Márquez, contando con la infraestructura más avanzada para la época.

Por todo el interés ante los Juegos Olímpicos hubo necesidad de instalar unas gradas de madera en la parte superior de la alberca.

Dichas gradas serían retiradas al término del evento deportivo, sin embargo se quitaron cuarenta años después, pues al no tener el mantenimiento adecuado, la madera quedó podrida, lo que representaba un riesgo para los usuarios que podrían encontrarse debajo de ellas.

La alberca guarda una joya histórica. Se trata del tablero original que se utilizó en el 68, el cual sigue funcionando y es utilizado en eventos muy especiales, pues conseguir las piezas que requiere para su funcionamiento es sumamente difícil, según revela Alfonso Geoffrey Recoder Renteral, director de Deporte de la alcaldía Benito Juárez.

Por ser considerado un recinto histórico para el país, para realizar cualquier modificación se requiere una autorización específica del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que acude al lugar, valora y si considera que no hay una modificación relevante de la estructura, lo autoriza.

Si bien ha sido escenario de grandes glorias, también ha tenido sus épocas difíciles, como el abandono que sufrió. Hace unos años, reportajes evidenciaron el abandono en el que se encontraba.

Falta de limpieza, áreas que no daban el funcionamiento adecuado y hasta inseguridad fueron las quejas dieron en su momento los visitantes.

Este lugar emblemático para el país en un momento sufrió un deterioro tal que ni siquiera se contaba con un adecuado servicio de baño, los encharcamientos, así como la falta de servicios básicos como luz y agua eran constante.

El Gimnacio Olímpico. Semillero. Foto: Alcaldía de BJ.

 

Pero tras una remodelación, el lugar recuperó su esplendor. Actualmente cuenta con rebosaderos que permiten la limpieza del agua para eliminar la suciedad que pudiera ingresar por el cuerpo de los usuarios.

En el 68, para el mantenimiento de la alberca, se utilizaban sales cuaternarias y se limpiaban manualmente con varilla y red. Actualmente se utilizan pastillas que contienen los químicos que requiere la alberca para que se mantenga limpia. A ello se agrega el uso de la tecnología, pues un robot es ingresado por las noches y se configura para que suba y baje por las paredes de la alberca.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts