STAFF/LIBRE EN EL SUR

Este sábado 21 de abril, el viejo estadio de la Ciudad de los Deportes, hoy conocido como Estadio Azul, será escenario por última vez de un partido de futbol, entre el equipo de casa, el Cruz Azul, y Monarcas de Morelia.

Estadio Azul. Despedida 72 años después. Foto: Cuartoscuro.

 

La demanda por los boletos para este último partido de futbol soccer  en el emblemático inmueble de la delegación Benito Juárez  ha provocado que la demanda supere el boletaje ofrecido por internet vía Ticketmaster.

Inaugurado el 6 de octubre de 1946 con un encuentro de futbol americano entre Pumas de UNAM y los Aguiluchos del Colegio Militar, el Azul se convirtió en el pilar del deporte profesional en la Ciudad de México, ya que hasta antes de su construcción no existía ningún estadio en la capital del país.

Considerado en su tiempo el mejor, más grande y más cómodo escenario futbolístico de toda la República Mexicana, el originalmente llamado Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes formó parte junto con la Monumental Plaza de Toros México de un ambicioso proyecto que se convertiría en una referencia, un ícono de la ciudad.

Cruz Azul. Afición de 22 años. Foto: Hilda Ríos/Cuartoscuro.com

 

Con miras al partido de despedida del estadio, los primeros boletos que se pusieron a la venta por medio de esta plataforma prácticamente se han agotado en tan solo un par de días de venta.

El sábado abrirán las taquillas para que los aficionados puedan recoger las contraseñas adquiridas previamente por el sistema telefónico o de internet y ofrecerán boletos solo si todavía no se han agotado.

Se espera un lleno total en el inmueble con capacidad oficial para 33 mil aficionados de acuerdo a la cifra oficial ofrecida por la página de la Liga MX. Aunque cabe recordar que una parte de los boletos no se venden por motivos de seguridad para establecer un espacio para el operativo de la policía. La directiva mantuvo los precios de los boletos del último juego ante Lobos BUAP, los cuales costaron entre 170 y 290 pesos.

Además de ser la casa de Cruz Azul durante 22 años, el Estadio Azul se vistió de gala en la década de los 90 para hospedar a la Selección Mexicana de César Luis Menotti, durante la fase de eliminación para el Mundial de Estados Unidos 1994. A pesar de que el Azteca siempre ha sido reconocido como el hogar del Tricolor, un conflicto de intereses entre Televisa y el expresidente de la FMF, Emilio Maurer, terminó por mover al conjunto nacional.

Un día después de la despedida al estadio por parte del Cruz Azulk y su afición tendrá lugar el que puede ser último evento deportivo de su historia:  el domingo 22 se disputará el Tazón México, un encuentro de la Liga de Futbol Americano Profesional. La intención es que la despedida del Estadio Azul sea una especie de homenaje a su inauguración, precisamente con un partido de futbol americano.

comentarios

Tags:

francisco

Website:

Recent Posts