Ciudad de México, diciembre 4, 2020 01:38
Libre en el Sur

En la DBJ de Romero la tala por construcciones no tiene límite; tiran una palmera y van por más en Matías Romero 1112, denuncia frente Vivan los Árboles

En contraste con el delegado de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, que salió a las calles para sumarse a los vecinos en la defensa de los árboles de un bosque en Contadero donde se pretende realizar un desarrollo inmobiliario, su homónimo de Benito Juárez, el panista Jorge Romero Herrera, sigue permitiendo la tala inmisericorde en favor de empresarios de la construcción.

Del derribo de una palmera centenaria y vigorosa que se encontraba en el predio ubicado en González de Cossío 127, colonia Del Valle, Romero no ha dicho una palabra. Hace unos días permitió la tala de 13 árboles en Pilares 430, a pesar de que había prometido por Twitter –de manera vehemente– que se prohibiría ese derribo. Pero lo más increíble es que el delegado se comprometió por escrito con los constructores a gestionarles un permiso para que en ese lugar puedan levantar un edificio más alto de lo que marca su uso de suelo.

El frente Vivan los Árboles, que emprendió con manifestaciones públicas la defensa de los árboles de Pilares, denuncia ahora una nueva omisión de Romero Herrera, con la que están en riesgo más árboles “sanos, robustos y hermosos” ante las pretenciones de construir otro edificio en el predio de Matías Romero 1112, también en la Del Valle, donde por lo pronto ya demolieron una casa (Ver foto).

Se trata de tres grandes fresnos blancos –una especie proytegida por la Ley de Salvaguarda del DF–, un encino, dos jacarandas, una palma fenix canariensis, una palma china y un trueno. Pero, fiel a su falta de compromiso con la defensa del medio ambiente y su proclividad a defender en cambio lo que llama “desarrollo” (así se lo ha dicho a coordinadores de Comités Ciudadanos), el delegado Romero calla.

“El caso que nos ocupó por mas de un año en Pilares 430 lamentablemente no prosperó porque el pasado 3 de julio talaron 13 de los árboles dentro del predio”, cometa Kim López, vocera de Vivan los Árboles, en una denuncia a través de Internet. “Logramos ‘salvar’ a tres de los más grandes de altura y edad, así como a cinco fresnos sobre la calle, pero de todas formas van a hacer un edificio de más de cuatro pisos y tendremos que sufrir las consecuencias: menos agua, más coches, más ruido, más basura, más contaminación…

“La delegación BJ y los constructores prometieron ‘a cambio’ sembrar más de 700 árboles en el perímetro y cuidarlos durante dos años. Plantaron unos 50 cedros y fresnos en la zona, pero la mayoría esta muriendo. Les pedimos que permitieran la entrada a arboristas calificados al predio de Pilares para asesorarles en la protección de las raíces de los tres que ‘salvamos’ pero no ha pasado nada ni nos han respondido”.

comentarios

Artículos relacionados