Ciudad de México, junio 17, 2024 18:14
Sociedad

El fracaso de la salud pública de la 4T se mide en millones de recetas sin surtir y la desaparición del Insabi

Pretenden gobierno y legisladores de Morena echar culpa al Covid de las fallas

Diputados de Morena y aliados aprueban por sorpresa el cambio del Instituto de Salud para el Bienestar al IMSS Bienestar.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Con prácticamente 700 mil muertos a cuestas por el Covid-19, donde prevaleció el interés político sobre el científico, la llamada Cuarta Transformación encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoce tácitamente su fracaso al ser incapaz de surtir 45 millones de recetas y eliminar el Instituto de Salud para el Bienestar, con el que a inicios del sexenio sustituyó al Seguro Popular.    

Efectivamente, este martes los diputados de Morena y sus aliados aprobaron apresuradamente la eliminación del Insabi, con el propósito de destinar todos sus recursos al programa IMSS Bienestar y convertirlo en un “sistema de salud único”.

Ello ocurrió de manera sorpresiva y con dispensa de todo trámite legislativo. La justificación, según el diputado morenista Emmanuel Reyes, presidente de la Comisión de Salud, es que el cambio obedece a que el Covid-19 “demostró que nuestro sistema de salud requiere reinventarse” con un “nuevo modelo de atención gratuitade servicios de salud y medicamentos a las personas sin seguridad social, llegando a la conclusión de que la mejor opción para llevar a cabo esta tarea es el IMSS-Bienestar”.

El hecho revela además la inoperancia de la Secretaría de Salud, particularmente la gestión del subsecretario Hugo López-Gatell, nombrado encargado de la pandemia por el presidente López Obrador.

Al tiempo, el periódico Reforma dio a conocer en diferentes despachos que el desabasto de medicinas se ha traducido en millones de recetas sin surtir, después de que el propio López Obrador –hoy diagnosticado oficialmente por tercera vez de Covid, independientemente de los rumores sobre nuevas afectaciones cardiacas—acaba de decir que la salud en su gobierno no solo será como Dinamarca, sino mejor.

El gobierno, publica Reforma este martes, reconoce 45 millones de recetas que no han sido surtidas desde el 2018, de acuerdo con las cifras oficiales que, al pretender desmentir al diario, fueron difundidas en la conferencia matutina del pasado miércoles.

Durante la sesión en que se aprobó la desaparición del Insabi, diputados del PAN subieron a la tribuna con pancaratas que ponían: “El tiempo nos dio la razón; que vuelva el Insabi”.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas