FRANCISCO ORTIZ PINCHETTI

La opacidad en el manejo de los recursos proveniente de la operación de parquímetros en ocho colonias de la delegación Benito Juárez ha dado al traste  con la confianza de los vecinos en los beneficios de ese sistema, ya de por sí desprestigiado por los frecuentes abusos y arbitrariedades de los llamados “arañeros”.

Apenas ahora el gobierno de Ciudad de México decide “transparentar” los montos de recaudación obtenidos por las empresas concesionarias, tanto en las delegaciones Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc, atendidas por Servimet,  como en el territorio juarense, donde la operadora es Ecoparq. Sabemos ahora que en lo que va de 2018, hasta el corte del 30 de junio, en Benito Juárez de han recaudado casi 52 millones de pesos, de los cuales se han asignado como contraprestación a las colonias 9.3 millones de pesos.

Foto: Libre en el Sur.

 

En el portal respectivo podemos consultar también las cifras correspondientes a anteriores ejercicios. Así, sabemos que en 2017, por ejemplo, se recaudaron en BJ más de 97 millones de pesos. ¿Qué se hicieron?

Es positivo por supuesto que la autoridad nos informe sobre un tema tan controvertido y delicado como es el del cobro de cuotas a los automovilistas por estacionar su vehículo en la vía pública. Pero no es suficiente. Un tema toral para los vecinos de las colonias en las que funciona el sistema es el cumplimiento del compromiso original, según el cual un 25 por ciento de la recaudación debería invertirse directamente en obras de mejoramiento para sus colonias.

Hasta ahora no se ha informado cabalmente al respecto. Sabemos de un proyecto ejecutado en la colonia San José Insurgentes, que consistió en la modificación de la glorieta llamada “De la Bola”, donde se hizo una inversión importante para ampliar el espacio peatonal y construir pistas para corredores. La obra fue acertada, tanto por la funcionalidad que adquirió esa confluencia de avenidas como por la mejora innegable de su aspecto físico.

Fuera de eso no tenemos noticia de otra obra importante. Hace más de un año se habló por ejemplo de una remodelación integral de la calle Carolina, en la colonia Nochebuena, con recursos provenientes de la operación de los parquímetros. Nunca más se ha sabido algo sobre el tema ni se ha hecho trabajo alguno en esa importante arteria.

Independientemente de la obligación ahora cumplida del gobierno central capitalino de transparentar las cifras de la recaudación por los parquímetros, corresponde a la Delegación Benito Juárez, a punto de convertirse el alcaldía”, el informar a los juarenses, a detalle, los montos que ha recibido por este concepto y la aplicación de ese dinero en obras que beneficien directamente a las colonias, en lo que ha sido evidentemente omisa.

La posibilidad de ampliar territorialmente la implementación del sistema de parquímetros en nuestra demarcación, como estaba previsto y como es cada día más necesario, se ve impedida por la resistencia vecinal que en mucho obedece a la falta de esa información y a las deficiencias cotidianas del servicio. Tal es el caso del polígono correspondiente a la colonia Del Valle, donde la instalación de los aparatos de cobro quedó pendiente luego de que el entonces jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera lo anunciara hace al menos tres años.  Ojalá alguien nos platique qué pasó con el proyecto. Válgame.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts